DE RE MILITARI

 Lista de correo de aficionados a la Militaria

 

Cronologías

 

 

 

  

Diario de la Segunda Guerra Mundial:

Mayo de 1940

u Portada Diarios

 


 

Mayo 1940

Miércoles 1 may.

Refuerzos británicos en Narvik

Al norte de Noruega, pequeño destacamento de tropas anglo-francesas desembarca en Mosjoen para intentar cortar la carretera al norte de Narvik, donde está cercado un contingente alemán.

Evacuación de Namsos

En Noruega central, buques británicos comienzan a evacuar las tropas aliadas concentradas en Namsos, mientras las tropas alemanas avanzan hacia la localidad portuaria.

Nueva filtración a Francia

Paul Thümmel, agente checo del Abwehr, el servicio de inteligencia militar alemán, informa a al servicio de contraespionaje francés en la Haya que la Wehrmacht atacará los Países Bajos, Bélgica y Francia el próximo día 10 de mayo como muy tarde.

Cambio de códigos

Los técnicos de telecomunicaciones de la Wehrmacht cambian los códigos de sus máquinas Enigma como medida de seguridad para la Fall Gelb, la invasión de los Países Bajos, Bélgica y Francia. Los decodificadores aliados no podrán descifrar sus mensajes durante la campaña.

Carta de Rossevelt a Mussolini

El embajador norteamericano en Roma le entrega a Mussolini un mensaje de Roosevelt, tratando de evitar que Italia le declare la guerra a Francia.

Jueves 2 may.

Toma de Andalsnes.

A las 02:00 horas, unos 4.400 soldados anglo-franceses embarcan de vuelta a Gran Bretaña, dejando atrás gran cantidad de equipo. Pocas horas después la 196ª división alemana ocupa la ciudad portuaria, donde se rinde parte de la 2ª división noruega.

Viernes 3 may.

Aplazamiento de Fall Gelb

El jefe del servicio meteorológico de la Luftwaffe informa que se espera mal tiempo para el 5 de mayo, por lo que Hitler ordena que la invasión de Holanda, Bélgica y Francia se retrase un día.

Forer de Noruega

Vidkum Quisling, ex-presidente del Partido Unión Nacional de noruega, se autoproclama Forer o Führer de Noruega con el consentimiento despectivo de Hitler, quien ya repartió el poder real a otras personas el pasado 24 de abril: la administración civil estará dirigida por el Gauleiter y Reichskommissar Terboven y las tropas de ocupación por el veterano general Falkenhorst. Quisling ocupará un puesto honorífico, a pesar de haber colaborado en la invasión alemana.

Toma de Namsos

A las 02:15 horas, los últimas 5.400 aliados en Noruega central salen de Namsos; las fuerzas alemanas entran en la localidad, donde se rinden los restos de la 5ª división noruega.

Hundimiento de buques aliados

Bombarderos Ju 88 de la Luftwaffe lanzan sus bombas en picado sobre el destructor francés Bison y el destructor británico Afridi, hundiéndolos cerca del puerto noruego de Andalsnes cuando escoltaban un convoy de tropas aliadas a Gran Bretaña.

Sábado 4 may.

Aplazamiento de Fall Gelb

El servicio meteorológico de la Luftwaffe informa que pasado se prevén nieblas matinales, por lo que Hitler ordena que la invasión de Holanda, Bélgica y Francia se retrase al 7 de mayo.

Hundimiento del Grom

Cerca del puerto de Narvik, el destructor polaco Grom, al servicio de la Royal Navy, es atacado y hundido por aviones de la Luftwaffe.

Desembarco en Mo

Tropas británicas desembarcan en Mo, para colaborar el cerco de Narvik, donde un regimiento de cazadores de montaña y marineros alemanes están cercados.

Advertencia de invasión

El Nuncio Papal advierte al rey Leopoldo de Bélgica que el III Reich invadirá su país en breve; el monarca cree que es otro rumor de guerra.

Domingo 5 may.

Antepenúltimo aplazamiento de Fall Gelb

El jefe del servicio meteorológico de la Luftwaffe informa al OKW que la neblina matinal continuará. Hitler ordena que la invasión a Holanda, Bélgica y Francia se retrase al próximo día 8 de mayo. Por su inferioridad numérica ante los Aliados, es imprescindible que la Wehrmacht pueda contar desde el principio con apoyo aéreo para tener esperanzas de victoria.

Ofensiva alemana a Narvik

Las tropas alemanas reanudan su campaña de Noruega desde Trondheim, con el objetivo de avanzar al norte y romper el cerco de Narvik, donde está cercado un contingente alemán.

Rendición de Hegra

En Noruega, la guarnición de la fortaleza montañosa de Hegra se rinde a las fuerzas alemanas.

Desembarco francés en Noruega

Tropas de la Legión Extranjera Francesa y unidades polacas equipadas por los aliados desembarcan en Tromso y Harstad para colaborar en el cerco de Narvik, a cuyo alrededor se concentran unos 11.000 soldados aliados, contra los 5.000 alemanes cercados.

Contactar con el IRA

El capitán Goertz, agente del Abwehr, el servicio de inteligencia militar de la Wehrmacht, se lanza en paracaídas cerca de Dublin, en Irlanda, con la misión de contactar con el IRA, el Ejército Republicano Irlandés, para acordar acciones conjuntas su enemigo común, el Reino Unido.

Zarpa corsario alemán

El mercante armado Widder zarpa de Alemania con la misión de atacar mercantes aliados.

Gobierno noruego en el exilio

El rey Haakon VIi, su familia, el Primer Ministro de Noruega y su gabinete se establecen oficialmente en Londres. Mañana llegará a la capital el oro del estado noruego, valorado en 33.000.000 de libras esterlinas.

Lunes 6 may.

Advertencia papal

En una audiencia en el Vaticano, el Papa Pío XII revela a María José de Bélgica, hermana de Leopoldo de Bélgica, que Alemania atacará pronto Bélgica y Holanda. La princesa lo comenta al rey belga, pero este no le da importancia.

Ataque noruego

En el norte de Noruega, tropas noruegas atacan a los alemanes en la zona de Roeros-Storen.

Martes 7 may.

Dimisión de Chamberlain

El Primer Ministro británico, Neville Chamberlain es duramente criticado en la Cámara de los Comunes de Londres, incluso por sus compañeros conservadores, por la retirada inglesa de Noruega central, que se contempla como un desastre militar y otra oportunidad perdida para alejar la guerra de Gran Bretaña, como ya lo fuera la Guerra de Invierno. En esta ocasión, el gobierno pierde más apoyos por la presión política y social, a pesar de que las tropas británicas continúan asediando en Narvik. En la votación de confianza, el gabinete obtiene 281 votos a favor y 200 en contra; Chamberlain anuncia que pone su cargo a disposición del partido.

Penúltimo aplazamiento de Fall Gelb

El jefe del servicio meteorológico de la Luftwaffe informa personalmente al Führer que la niebla matutina continuará. Hitler ordena que la invasión a Holanda, Bélgica y Francia se retrase al próximo día 9 de mayo, pero no quiere retrasar más la operación por creer que los Aliados se preparan para ocupar pronto Holanda y Bélgica, como planearon en Noruega.

Filtración descubierta

Los alemanes interceptan dos telegramas enviados por el Vaticano a la embajada belga en Roma, informando que Alemania atacará a su país en breve, según dijo un anónimo ciudadano alemán el pasado 29 de mayo. Hitler ordena al Abwehr que investigue la traición. En realidad era el doctor Müller, enviado por el coronel Oster, el lugarteniente de la propia organización.

Permisos cancelados

Atendiendo a las filtraciones sobre una supuesta invasión alemana, el Estado Mayor del ejército holandés decide mostrarse cauto y a las 17:00 horas cancela todos los permisos de sus soldados, debiendo permanecer en sus acuartelamientos y puestos asignados hasta nueva orden.

Distensión francesa

El general Gamelín, comandante en jefe del ejército francés permite que se reanude la concesión de permisos y pases a sus tropas acuarteladas, descartando los informes que advierten de una inminente invasión alemana como un ardid desmoralizador de los servicios secretos germanos.

Miércoles 8 may.

Holanda en Estado de Sitio

Debido a los informes sobre una invasión alemana, el gobierno de Holanda corta todas las comunicaciones oficiales con el extranjero, pone en marcha planes de evacuación, y ordena su ejército mantenerse en Estado de Sitio, comenzando a desplegarse alrededor de varias capitales como La Haya y lugares estratégicos como puentes y estaciones ferroviarias. Los miembros del partido pro-nazi liderado por Mussert son arrestados.

Último aplazamiento de Fall Gelb

El Feldmarschall de la Luftwaffe, Göring, convence al Führer que la niebla matutina se levantará completamente pasado mañana, siendo mejor esperar. Hitler ordena que la invasión a Holanda, Bélgica y Francia se realice el próximo 10 de mayo de forma improrrogable para que no se den más filtraciones de información como la que ha puesto en alerta a los holandeses.

Crisis de los conservadores

Tras el anuncio de dimisión de Chamberlain, en el Partido Conservador británico es Lord Halifax, actual secretario de asuntos exteriores, quien recaba más apoyos para ser el próximo Primer Ministro, pero como miembro de la House of Lords carece del perfil necesario, pues es tradicional en el Reino Unido que el puesto no sea ocupado por noble de nacimiento.

Exigencia de los laboristas

Los líderes del Partido Laborista, Greenwood y Attlee, se niegan a formar un gobierno de coalición mientras Chamberlain no materialice su dimisión. En una reunión de los líderes conservadores, Halifax expresa su preocupación ante la única alternativa posible, la del "belicista" y popular Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, quien si tiene las simpatías de los laboristas.

Ascenso de Timoshenko

Stalin confirma el nombramiento del general Timoshenko como nuevo Comisario de Defensa soviético, remplazando al general Voroshilov. La primea acción del nuevo ministro será elaborar programas de instrucción para oficiales y soldados con el fin de subsanar las graves deficiencias del Ejército Rojo, mostradas en Finlandia en la pasada Guerra de Invierno.

Jueves 9 may.

Abwehr bajo sospecha

El general Hans Oster, ayudante del almirante Canaris, jefe de la inteligencia militar alemana, envía un mensaje al servicio secreto holandés que dice "El cirujano ha decidido que la operación se realice mañana a las 4." La Gestapo descubre el telegrama. Heinrich Himmler, Reichsführer de las SS, ordena a Reinhard Heydrich abrir una investigación. El Abwehr estará bajo sospecha casi toda la contienda; en realidad Cánaris y Oster han estado filtrando información sobre las invasiones germanas desde el principio de la contienda, para derrocar al régimen de Hitler.

Problemas con Gamelin

El Primer Ministro francés, Reynaud, está descontento el general Maurce Gamelín, comandante en jefe de las fuerzas armadas francesas, y querría cesarlo, pero este cuenta con el apoyo del influyente ex-primer ministro, Deladier.

Cobertura de Fall Gelb

Las patrullas de la Luftwaffe tienen éxito al alejar a las escuadrillas de reconocimiento aliadas durante toda la jornada, evitando que descubran la gran movilización de tropas en la frontera occidental de Alemania. La sorpresa será uno de los principales éxitos de la ofensiva germana.

Liberación de prisioneros

El Führer ordena la puesta en libertad de los milicianos noruegos capturados por tropas alemanas, pero no de los soldados profesionales, que sólo serán liberados cuando el gobierno de Noruega se retracte de su declaración de guerra contra Alemania. Esta decisión se funda en el buen trato que los noruegos han dado a los prisioneros germanos.

Viaje al frente

Hitler, acompañado de sus enlaces militares y ministeriales, ayudantes, secretarias y escoltas de las SS, abandona Berlín, tras haberse anunciado una supuesta visita oficial a Oslo, donde se le ha preparado una bienvenida. Pero su convoy rebasa el aeródromo de Staaken y llega a la discreta estación de Frinkenkurg, donde le aguarda el tren blindado Amerika, que parte a las 16:38 horas con destino a Hamburgo, y de allí a Hanover hasta la villa de Euskirchen, a 48 km. del frente.

Última filtración a Holanda

A las 21:50 horas, Hans Oster, jefe del Abwehr, advierte por tercera y última vez al agregado militar de la embajada holandesa en Berlín que la invasión alemana a los Países Bajos es inminente. Como las anteriores veces no sucedió nada, el servicio secreto holandés le ignora.

Orden de ataque.

Hacia las 09:00 horas Hitler ordena desde el tren Amerika, estacionado a las afueras de Hanover, que la Fall Gelb u Operación Amarillo, la gran ofensiva de la Wehrmacht en el oeste de Europa, comience mañana a las 05:35 horas, precedida de ataques de la Luftwaffe. El OKW comunica a los generales involucrados la palabra clave "Danzig", el inicio de la ofensiva que consistirá en la rápida invasión de Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Francia.

Operación Mörgenröte

El locutor de la radio germana Deustche Walle, tras las noticias de las 22:00 horas pronuncia la palabra "Mörgenröte", o Aurora, es la señal para que un comando alemán de la división Brandemburguer actúe en Holanda, la madrugada de hoy a mañana, para destruir sus sistemas de comunicaciones antes de la invasión germana.

Ultimatum alemán

El Ministerio de Exteriores alemán presenta un ultimatum a los gobiernos de los Holanda, Bélgica y Luxemburgo para que acepten "la protección del gobierno del III Reich" ante la posibilidad de ser invadidos por los británicos. El gobierno de Bélgica pone a su ejército en Estado de Alerta.

Hundimiento del Doris.

El submarino francés Doris es hundido por el U-9 al mando del teniente Lüth, cerca de Holanda.

Viernes 10 may.

Alemania invade los Países Bajos.

Hacia las 05:30 horas, el Führer entra en un bunker cerca de Aachen para seguir el inicio la Fall Gelb u Operación Amarillo. En la orden del día, Hitler dice a sus tropas "La lucha que empieza hoy decidirá el destino de la nación alemana para los próximos mil años". Antes, a las 04:00 horas, los cazas y bombarderos de la Luftwaffe comenzaron a despegar de sus aeródromos. Paracaidistas germanos, algunos de ellos disfrazados, se lanzan sobre los puentes holandeses de Rotterdam, Dordrecht, y Moerdijk y los belgas de Maastrich. Hitler establece el cuartel general del OKW en un subterráneo en Münstereifel, desde donde se dirigirá la campaña.

Despliegue del Heer

Las fuerzas de tierra alemanas, al mando del Feldmarschall von Brauchitsch, agrupan en la frontera occidental 7 ejércitos con 93 divisiones, organizadas en tres Heeresgruppen o Grupos de Ejércitos: el A, con los 4º, 12º y 16º Ejércitos con 45 divisiones, de ellas 7 Panzerdivisionen; el B con los 6º y 18º Ejércitos con 29 divisiones, de ellas 3 Panzerdivisionen, y el C, con los 1º y 7º Ejércitos con 19 divisiones. Además de una Reserva, los 2º y 9º Ejércitos con 42 divisiones.

Potencia del Heer

En total, las fuerzas alemanes ante las 281 km. de frontera de Alemania con Holanda, Bélgica y Luxemburgo cuentan con unos 3.350.000 soldados en 135 divisiones, 10 de ellas acorazadas y 6 motorizadas, 7.700 piezas de artillería y morteros, 6.700 antiaéreos ligeros y 2.800 de 88 mm, y 2.700 cañones autopropulsados y tanques, de los cuales 523 son Panzers I, 955 Panzer II, 345 Panzer III y 278 Panzer IV. Las tropas tienen munición para 6 semanas de campaña.

La Luftwaffe en la Fall Gelb

Las fuerzas aéreas alemanas, al mando del Feldmarschall Herman Göring, cuentan en total con unos 3.800 aviones, de ellos 1.210 cazas y 1.680 bombarderos, organizados en dos grupos o Luftflotten en apoyo a los Heeresgruppen o Grupos de Ejército: el A será apoyado por 1.875 cazas y bombarderos, de los cuales 342 son Stukas, 487 aviones de transporte y 50 planeadores, el B y el C serán apoyados conjuntamente por 3.286 cazas y bombarderos.

Ataques de la Luftwaffe

Desde las 4:00 horas, bombarderos de la Luftwaffe atacan unos 50 aeródromos franceses y 22 belgas y holandeses, además de cruces de carreteras y estaciones de trenes, en el interior de Francia y Holanda, minando también el Canal de la Mancha. Los 4.000 paracaidistas de la 22ª división aerotransportada se lanzan sobre varios objetivos desde aviones Ju 52 de la 7ª Flieger. La RAF pierde 6 bombarderos Blemheim y los franceses otros 4 aparatos, todos en tierra.

Bombardeo de Amberes y La Haya.

A las 04:30 horas, bombarderos de la Luftwaffe atacan Amberes, en Bélgica, pero sobre todo castigan puntos estratégicos y ciudades de Holanda; en La Haya incluso ametrallan las calles. Tras conocerse estos hechos, el gobierno de Bélgica declara Bruselas como "Ciudad Abierta", sin guarnición ni lugar de paso de tropas, para evitar su bombardeo.

Holanda se une a los Aliados

El gobierno holandés declara oficialmente el estado de guerra entre Holanda, las Indias Orientales Holandesas y la Guayana Holandesa y Alemania, así como su deseo de unirse a los Aliados, permitiendo a las tropas británicas desembarcar en sus costas atlánticas. Se declara la Ley Marcial en todos los territorios holandeses y se llama a la movilización militar.

Comienza la campaña de terror

A las 04:50 horas, bombarderos de la Luftwaffe arrojan sus bombas sobre la villa de Méry sur Oise, unos 30 km. al sur de París, para aterrorizar a la población civil y hacerla huir presa del pánico, esperando que sature las carreteras, estorbando la movilización del ejército francés. Esta táctica será empleada con eficacia en varios puntos concretos de la retaguardia aliada: por ejemplo sólo la carretera de Esch, el este de Bélgica, es bloqueada por 25.000 fugitivos civiles.

Combates en aeródromos holandeses

Los Fallschirmjäger o paracaidistas alemanes ocupan pronto los tres aeródromos en los alrededores de La Haya. Las dos divisiones de la Reserva holandesa les contraatacan, recuperando sus instalaciones, matando a 540 invasores y capturando otros 1.200 prisioneros; durante las operaciones unos 125 aviones Ju 52 son destruídos y otros 47 alcanzados.

Superioridad aérea alemana

Durante los ataques a los aeródromos holandeses, belgas y franceses, la Luftwaffe destruye en tierra entre 300 y 400 aparatos enemigos. La mitad de de la Luchtvaartafdeling, la fuerza aérea holandesa, es destruida; mañana le quedarán menos de 30 aparatos intactos, mientras la Aeronautique Militaire belga pierde 83 aviones sólo en la jornada de hoy. Hitler regalará al jefe del servicio meteorológico aéreo alemán un reloj de oro, por haber acertado en sus previsiones.

Ofensiva del Heer

Hacia las 05:30 horas la Wehrmacht invade Holanda, Bélgica y Luxemburgo en tres Heeresgruppen: el Grupo A, al mando de von Rundstedt, realiza el ataque principal por las Ardenas hacia Sedan, para después dirigirse al Canal de la Mancha cortando la retirada aliada a Francia, según lo previsto en el Plan Manstein; el Grupo B, al mando de Bock, realiza un ataque secundario por Bélgica y Holanda, que cerrará la tenaza cercando a un gran contingente aliado, y el Grupo C, al mando del general Leeb, se mantendrá en el Westwall, frente a la Línea Maginot.

Justificando la agresión

A las 06:00 horas, el Ministro de Exteriores del III Reich, Joachim von Ribbentrop informa a los periodistas extranjeros que Alemania ha tenido que realizar esta campaña preventiva para anticiparse a la invasión de la cuenca del Ruhr, Holanda, Bélgica y Luxemburgo que los Aliados estaban preparando, denunciando además la falsa neutralidad de los gobiernos de estos países. Anuncia que las Wehrmacht se limitará a ejercer un protectorado militar en las zonas ocupadas.

Plan Dyle

A las 07:00 horas, el general Gamelín ordena al 1ª Grupo de Ejércitos aliado iniciar el Plan Dyle, la formación de la línea defensiva Samois-Breda. La 7ª Armée se sitúa entre Breda y la ribera occidental del Dyle hasta Lovaina, el BEF desde allí hasta Wavre, la 1ª Armée se sitúa entre esta y Namur, la 9ª Armée se despliega entre esta y Motherme y la 2ª Armeé defiende el curso alto del Samois al norte de Sedan, hasta el extremo occidental de la Línea Maginot.

Bélgica con los Aliados

A las 07:30 horas, el embajador alemán en Bruselas notifica al Ministro de Exteriores de Bélgica el estado de guerra con Alemania. El gobierno belga anuncia su intención de movilizar a su ejército y a la población, y invita a las tropas anglo-francesas a entrar en su territorio para colaborar en su defensa.

Despliegue aliado

Francia despliega en su frontera septentrional 94 divisiones, Bélgica aporta 22 divisiones e Inglaterra 10 divisiones, todas organizadas en tres Grupos de Ejércitos: el 1º Grupo tiene a las 1ª, 2ª, 7ª y 9ª Armée francesas, al BEF y los belgas, sumando 62 divisiones; el 2º Grupo tiene a las 3ª, 4ª y 5ª Armée francesas con 29 divisiones, y el 3º Grupo tiene a la 8ª Armée con 14 divisiones. La Reserva francesa tiene 22 divisiones, incluyendo las guarniciones de fortificaciones como la Línea Maginot; la 6ª Armée está en los Alpes. Holanda tiene sólo 9 divisiones.

Potencia aliada.

Las fuerzas aliadas suman 2.862.000 soldados, de ellos 2.000.000 franceses y 237.000 ingleses, en 136 divisiones, de ellas 6 son acorazadas y 24 motorizadas, contando con 14.000 piezas de artillería y cañones autopropulsados, pero sólo tienen 17 antiaéreos de 90 mm, 117 de 25 mm y 264 de 20 mm, además de 3.000 tanques en el frente y otros 2.800 en retaguardia; del total 800 carros franceses son del tipo Somúa o Char B, otros 410 son británicos ligeros o de infantería, y el resto son Renault 35 y Hotchkiss 33 galos; sólo 700 tanques están en unidades acorazadas. 

La aviación aliada.

La Armée de l'Air francesa dispone de 1.560 aviones, de los cuales 632 son cazas y sólo 262 son bombarderos. La RAF movilizará en Francia y desde Gran Bretaña 680 cazas, de ellos 130 Hurricanes, y 390 bombarderos y cazabombarderos, entre ellos diez escuadrones de anticuados Fairey Battle. La Aeronautique Militaire belga tiene 179 aviones y la Luchtvaartafdeling holandesa tiene 144 aparatos; pero la mitad de estas dos fuerzas aéreas es destruida hoy.

Trampa de la Fall Gelb

Hitler se emociona al recibir la noticia del avance de las tropas aliadas al río Dyle, en la creencia de que los alemanes repiten la potente ofensiva frontal del Plan Schlieffen de la I Guerra Mundial. Pero la Fall Gelb pretende solo simularla, ocultando su maniobra principal, el Plan Manstein, consistente en realizar la ofensiva por las Ardenas, cogiendo por sorpresa a los franceses en Sedán y envolviendo por la retaguardia a las tropas aliadas que ahora avanzan a Bélgica.

Alemanes en Bélgica

Las tropas del 6º Ejército alemán de von Reichenau encuentran una decidida oposición belga en la confluencia del río Mosa con el Canal Albert, donde 200 comandos aerotransportados germanos toman dos puentes. La Luftwaffe efectúa otra operación aerotransportada por sorpresa a la plaza fuerte del sector, la fortaleza de Eben Emael. Mientras, el 4º Ejército de von Kluge y el 12º Ejército de von List avanzan al suroeste de Bélgica hallando escasa oposición.

Captura de Eben Emael

Desde las 04:24 horas y transportados por 11 planadores DFS, 85 paracaidistas de la 7ª división del general Student aterrizan dentro del fuerte Eben Emael, en Bélgica, sorprendiendo a los 1.200 defensores y volando varias casamatas con 53 minas silenciosas de 50 kg. Los defensores se rinden a las 12:15 horas. Se creía que este bastión era inexpugnable: tenía 18 cañones de 120 y 75 mm y ametralladoras de 7,65 mm en cúpulas de acero o concreto, torretas acorazadas retráctiles y bunkers con puertas blindadas; incluso los tres puentes de acceso podían ser detonados desde el interior. Su captura era el primer objetivo principal de la Fall Gelb.

Ruptura del frente belga

A las 16:30 horas, tropas de infantería de la 4ª Panzerdivision establecen dos cabezas de puente en la ribera meridional del Canal Albert, tras cruzar los dos puentes tomados por los comandos aerotransportados de la Luftwaffe. Los soldados belgas no pueden contenerlos.

Alemanes en Luxemburgo

Las unidades acorazadas del 16º Ejército alemán del general Busch invaden el norte de Luxemburgo abriendo la marcha de las columnas de infantería, vehículos y artillería que se alargan kilómetros en las carreteras. La RAF envía contra ellas 32 aviones Fairey Battle; la Flak y los cazas Me 109 de la Luftwaffe derriban 13 aparatos británicos y dañan gravemente al resto.

Alemanes en Holanda

El general Winkelmans, comandante del ejército holandés, ordena a sus tropas que abran varios diques para inundar la campiña fronteriza, intentando obstaculizar el rápido avance de los tanques del 18º Ejército alemán del general von Kuechler. Los holandeses se repliegan tras el Mosa y vuelan dos puentes en Maastrich, el del ferrocarril es tomado por un comando germano pero es destruido. La llegada del 7ª Armée francés por la tarde contiene el avance alemán al sur del país.

Churchil, Primer Ministro.

Después de la dimisión de Neville Chamberlain como Primer Ministro del Reino Unido a primeras horas de la tarde, el rey Jorge VI recibe en el palacio de Buckingham a las 18:00 horas al Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, y le pide que forme un nuevo gobierno de concentración nacional, que estará constituido a medianoche, destacando a Anthony Eden como Secretario de Estado de Guerra y sir Archibald Sinclair como Secretario de Estado de Aviación; los laboristas Attlee y Greenwood ocuparán puestos poco relevantes.

Ofensiva aérea sobre Francia

A partir de las 23:00 horas, la Luftwaffe intensifica su campaña de bombardeos de retaguardia sobre aeródromos, vías ferroviarias, minas, industrias y poblaciones francesas.

Tropas británicas en Islandia.

Tropas británicas desembarcan en Islandia para establecer una base de destructores y aviones de reconocimiento, con el fin de aumentar la cobertura del sistema de protección de convoyes aliados en el Atlántico, así como defenderla contra cualquier posible ataque de la Kriegsmarine, interesada en ella para abastecer su flota de submarinos.

Aparece el Fulmar

La RAF cuenta desde hoy los primeros ejemplares del cazabombardero naval Fairey Fulmar, cuyo primer vuelo de prueba fue en enero de este mismo año.

Movilización y agresión suiza

A las 00:00 horas, el gobierno de Suiza declara un Estado de Guerra limitado a defender sus fronteras y moviliza el ejército helvético. Hacia las 00:30 horas, aviones no identificados lanzan algunas bombas sobre Basilea; las baterías antiaéreas abren fuego sobre ellos, sin resultado.

Sábado 11 may.

Panzers en las Ardenas

El poderoso Panzergruppe de von Kleist, formado por las cinco Panzerdivisionen de los 19º y 41º Panzerkorps de los 12º y 16º Ejércitos alemanes de von List y Busch, atraviesa con gran celeridad los bosques de las Ardenas, al sureste de Bélgica, en dirección a la frontera francesa, precedidos de unidades de ingenieros, que levantan puentes y derriban barricadas. Los aliados creían que esta región no podía ser atravesada tan rápido con tanques y son sorprendidos; la espesura de los bosques y el camuflaje alemán ocultan la gran mecanización de la Wehrmacht.

Guderian en el Semois

La 1ª,Panzerdivision del 19º Panzerkorps del general Guderian, la punta de lanzan de la Blitzkrieg en dirección a Sedán, avanza por las Ardenas alcanzando el río Semois, cerca de la frontera franco-belga, obligando a retroceder a la 5ª división francesa de la 2ª Armée del general Hutzinger, a pesar de que este ordena mantener la localidad de Bouillon a toda costa. Los ingenieros alemanes construyen pontones con rapidez, pudiendo cruzar el río durante la noche.

Retirada belga

Tras la caída de la estratégica fortaleza de Eben Emael y la toma de dos puentes en el Canal Albert por la 4ª Panzerdivision del 39º Panzerkorps, el rey Leopoldo de Bélgica ordena a sus tropas que se replieguen del Mosa y se unan al 1º Grupo de Ejércitos aliados en la Línea Dyle, cuatro días antes de lo planeado. El 16º Panzerkorps avanza hacia Maastrich, donde sus ingenieros ya han construido un puente, mientras otras unidades alemanas se dirigen a Lieja.

Contraataque aéreo aliado.

La Aeronautique Militaire belga envía un escuadrón de15 cazabombarderos Fairey Battle a destruir los importantes puentes del Canal Alberto y Maastrich, para cortar el avance del 6º Ejército alemán, pero 10 son abatidos por la Flak y los cazas de la Luftwaffe. La RAF envía una escuadrilla de 6 bombarderos Blemheim con los mismos objetivos, pero 5 son derribados.

Contraataques holandeses

Desde las 04:00 horas, paracaidistas alemanes se lanzan sobre la retaguardia de las líneas holandesas en varios puntos, como en el área Dordrecht, donde los soldados holandeses consiguen organizar un contraataque efectivo, rodeándoles y aniquilándoles; uno de los escasos éxitos holandeses, como la efímera reconquista de la villa de Mill, al sureste de Nijmegen.

Linea Grebbe

Tras cuatro horas de combates contra las tropas del 18º Ejército alemán, castigadas por los bombardeos de la Luftwaffe y con paracaidistas alemanes en su retaguardia, las divisiones del ejército holandés retroceden hacia Rotterdam, formando una línea defensiva al este la capital, desde la bahía de Zuyder a las marismas de Peel; las unidades alemanas avanzan hacia el oeste en tres columnas principales, en dirección a Groningen, Deventer, Nijmegen y Rotterdam.

Contraataque francés en Holanda

Tropas de vanguardia de la 7ª Armée intentan frenar el avance germano hacia el sur de la Rotterdam, pero retroceden ante la 9ª Panzerdivision en el sector de Tilburg.

Rommel en Bélgica

Al este de Bélgica, el 15º Panzerkorps del general Hoth, del 4º Ejército alemán de von Kluge, continúa avanzando hacia Dinant, con los 218 tanques de la 7ª Panzerdivision del general Erwin Rommel al frente.

Toma de Luxemburgo.

Las tropas del 16º Ejército alemán ocupan sin hallar resistencia el Gran Ducado de Luxemburgo y su capital. La RAF envía contra las columnas germanas 8 bombarderos Fairey Battle, pero la Flak y los cazas de la Luftwaffe derriban 7 aparatos; el restante se estrella en el viaje de vuelta. La Gran Duquesa Carlota huye a París, donde llegará dentro de dos días.

Autorización de bombardeo

Ante la campaña de terror de la Luftwaffe en localidades de Holanda, Bélgica y Francia, Churchill autoriza al Comando de Bombardeo de la RAF atacar a Alemania desde hoy. Mañana se realizarán las primeras incursiones sobre Essen y dos ciudades más, poco significativas.

Ocupación de Indias Holandesas

Tropas anglo-francesas desembarcan en Aruba y Curasao, ocupando las instalaciones petrolíferas y la ruta a las plataformas venezolanas.

Ataques a buques cerca de Narvik

En la costa al norte de Noruega, la Luftwaffe bombardea un acorazado y un crucero de la flota aliada que bloquea el puerto de Narvik, donde está cercado un contingente alemán.

Minado de costas noruegas

El Almirantazgo británico advierte a la navegación mercante internacional, según le obligan las Leyes del Mar, que la Royal Navy ha desplegado un nuevo campo de minas en la franja marítima entre Bergen y Namsos, a una distancia entre 30 y 110 km. de la costa.

Ataque a Bergen

En Noruega,  aviones navales de la RAF realizan dos incursiones sobre Bergen, ocupada por los alemanes, dañando un buque de entrenamiento en el puerto y depósitos de combustible en tierra.

Petición de paso

El Feldmarschall Göring pide al gobierno de Suecia permiso para que trenes alemanes puedan pasar por su territorio con un cargamento de artillería y suministros para las tropas de la Wehrmacht en Noruega. Los suecos se niegan aduciendo que violaría su neutralidad.

Advertencia de Japón

El Ministro de Exteriores del Imperio Japonés envía una nota diplomática a las embajadas de Holanda, Alemania, Reino Unido, Francia y Estados Unidos informando que el gobierno nipón no tolerará ningún cambio de administración en las Indias Orientales Holandesas; que de producirse sería considerado como una extensión inadmisible de la guerra europea al Pacífico.

Domingo 12 may.

Alemania invade Francia.

Hacia las 06:00 horas, la 1ª Panzerdivision del 19º Panzerkorps del general Guderian alcanza Mouzaive y a mediodía avanza por la carretera hacia Sedán, al noreste de Francia, donde a las 15:00 horas entra en combate con la 5ª división ligera de la 2ª Armée del general Huntziger, que se repliega a la línea de fortificaciones en la zona fronteriza del Meuse, una cadena de 103 nidos de ametralladoras y puestos de artillería de 6 km de profundidad, defendida por el 147º regimiento y la 55ª división francesa. A las 17:00 horas los alemanes interrumpen el fuego para reabastecerse de municiones y combustible y descansar hasta mañana.

Toma de Sedán

Al anochecer, tropas de vanguardia del 19º Panzerkorps entran en Sedán, sin hallar ninguna resistencia; sus habitantes han huido y los soldados franceses se han replegado a la franja fortificada al sur del Meuse. Por la noche, las baterías francesas bombardean la ciudad.

Retirada holandesa

El 18º Ejército alemán rompe la Línea Grebbe en varios puntos; la 9ª Panzerdivision enlaza con los paracaidistas alemanes que habían tomado los puentes de Moerdijk, a unos 30 km al sureste de Rotterdam. Los soldados holandeses se retiran hacia Amsterdamm y Utrech en un desesperado intento de proteger la capital.

Toma de Maastrich

Por la mañana, el 16º Panzerkorps del 6º Ejército alemán del general Reichenau toma la estratégica ciudad de Maastrich, al sureste de Holanda, y lo más importante, capturan dos puentes intactos sobre el Meuse, objetivos clave de la Fall Gelb: los germanos no encontrarán más obstáculos naturales hasta el río Dyle, donde los aliados forman una línea defensiva..

Contraataque holandés

Las tropas holandesas expulsan a los paracaidistas alemanes que habían tomado el aeródromo de Waalhaven y arrabales de Rotterdam; los germanos retroceden al sur del río Maas.

Avance alemán en Holanda.

Tropas alemanas toman la ciudad portuaria de Harlingen, en el norte Holanda, zona ya prácticamente ocupada por los germanos.

Huída de la princesa

Ante la imposibilidad de contener el avance de la Wehrmacht y por el peligro de los bombardeos de la Luftwaffe, la familia real holandesa comienza a abandonar el país hacia el exilio en Gran Bretaña. La princesa de Holanda y casi toda su familia se desplazan a Ijmuiden, embarcando en el destructor británico Codrington; las reservas de oro holandesas se embarcan en los cruceros Galatea y Arethusa. La reina Guillermina decide quedarse un día más.

Toma de Malmedy.

Al este de Bélgica, tropas del 6º Ejército alemán toman Malmedy.

Despliegue del Plan Dyle

Unos dos tercios las 1ª, 7ª y 9ª Armées francesas ocupan las posiciones que le fueron asignadas en en el Plan Dyle. Las tropas aliadas encuentran que no están fortificadas en comparación a las que construyeron en la frontera franco-belga durante la Guerra Sentada o Falsa Guerra. Todo el BEF se halla en sus posiciones, mientras lo belgas continúan replegándose hacia el oeste, hostigados por la Luftwaffe y los Panzer germanos.

Descubierta la movilización germana

Una escuadrilla de 6 aviones Breguet franceses, en misión contra los puentes de Maastrich, informa de la presencia en Lieja de cientos de vehículos alemanes moviéndose a gran velocidad en dirección a Francia. La Flak abre pronto una cortina de fuego, derribando 5 de ellos. Los aliados creen que la ofensiva principal tiene lugar en Bélgica, y no en el noreste de Francia.

Comienza la debacle aérea aliada.

Por la mañana, la RAF pierde 17 Blenheim y 4 Fairey Battle en dos ataques contra Maastrich y otros contra el Canal Albrecht, y 18 bombarderos en un ataque a Neufchateu y Bouillon. La Armée de Air francesa pierde 9 aviones sobre Holanda y 6 sobre Bélgica. La Luchtvaartafdeling holandesa solo tiene un bombardero, que será abatido mañana, y a la Aronautique Militaire belga le quedan menos de la mitad de sus aviones. La Luftwaffe pierde 4 cazas y 22 bombarderos.

Aparece el Defiant

Varios cazas Boulton Paul P.82 Defiant I de la RAF vuelan en su primera misión de combate a los Países Bajos. Los primeros aparatos salieron de fábrica en diciembre de 1939.

Italia se prepara

Mussolini ordena al comandante en jefe del Estado Mayor del ejército italiano y el vice-secretario de Guerra que preparen las tropas de la región alpina fronteriza con Francia.

Lunes 13 may.

Gran Bombardeo del Mosa

Göring promete a Guderian apoyar su asalto a las fortificaciones francesas en el Meuse con ocho horas seguidas de bombardero aéreo, desde las 08:00 horas. Las 2ª y 3ª Luftflotten, cuyos dos Stukageschwader o escuadrones de Stukas realizan unas 300 misiones, y sus nueve Kampfgeschwader o escuadrones de bombarderos medio realizan otras 3.940 misiones; cada grupo de ataque está formado por 50 bombarderos escoltados por 80 cazas Messerschmitt.  Algunos bunkers franceses sufren muchos daños y otros no, pero los infantes de la 55ª división francesa fuera de ellos son masacrados. Será el bombardeo continuo más largo de la guerra.

La Luftwaffe en el Mosa francés

Los Stukas atacan las posiciones aliadas en grupos de 120 aparatos organizados en tres oleadas sucesivas. Después llega otro grupo de Do 17 escoltados por cazas Me 109 y Me 110, que abaten a los más lentos aviones franceses y el ciclo se repite con la llegada de más Stukas. El bombardeo causa un ruido espantoso, destruye piezas de artillería y corta las comunicaciones; la tierra removida ciega a los observadores e inutiliza los mecanismos de los cañones antiaéreos.

Ruptura del frente en Dinant

A las 01:00 horas, dos batallones del 7º regimiento alemán cruzan el Meuse en botes neumáticos, cerca de Dinant, en Bélgica. Hacia las 03:00 horas, la 7º Panzerdivision al mando de Rommel comienza a cruzar por Dinant, mientras la 5ª Panzerdivision lo hará más al norte, en Houx. La 18ª división de infantería francesa, agotada tras una marcha de 80 km. desde el sur, ofrece poca resistencia. Por la anchura del cauce, los tanques germanos cruzan con lentitud: al amanecer sólo unos 15 estarán al oeste del río. El 4º Ejército alemán estable así una cabeza de puente en el centro de Bélgica y de la Línea Dyle aliada, el tercer objetivo de la primera fase de la Fall Gelb.

Bombardeo del Mosa belga

La Luftwaffe también apoya el avance de Rommel contra las líneas aliadas en el Meuse o Mosa a su paso por Bélgica. Desde las 07:00 horas, unos 1.500 aviones debilitan las posiciones franco-belgas entre Houx y Dinant, castigando severamente a la 18ª división francesa, que retrocede al oeste, permitiendo a los alemanes consolidar su cabeza de puente en Dinant y Houx; Rommel ordena construir pontones de 18 tn para acelerar el paso de sus tanques.

Ruptura del frente en Sedán

Al norte de Francia a las 15:00 horas, los carros del 19º Panzerkorps de Guderian emergen de los bosques de las Ardenas atacando con apoyo artillero y aéreo la cadena de fortificaciones del Meuse o Mosa en el sector de Sedan, defendido por el 147º regimiento y la 55ª división de la 2ª Armée francesa del general Huntziger. La 2ª y 10ª Panzerdivisionen son rechazadas, pero el regimiento acorazado SS Grossdeutschland consigue establecer una cabeza de puente; a las 16:00 horas los infantes del 1º regimiento de fusileros cruzan el río en botes neumáticos. Hacia medianoche, los alemanes han tendido un puente, abriendo luego una brecha de 8 km de profundidad en las líneas francesas. Se cumple así el segundo objetivo principal de la Fall Gelb.

Estancamiento en Montherme

El 41º Panzerkorps llega ante las fortificaciones de la Línea Dyle en Montherme, defendidas por la 102ª división francesa y la 42ª media brigada colonial de ametralladoras. Pero al carecer de suficiente apoyo de la Luftwaffe, los asaltos alemanes resultan infructuosos; ni tan siquiera pueden botar sus lanchas neumáticas por que los Panzers III y IV no pueden destruir los bunkers galos; hasta pasado mañana las tropas germanas no podrán cruzar el Meuse o Mosa por este sector.

Combates en Merdorp

En Bélgica central, las dos divisiones blindadas ligeras del Cuerpo de Caballería del general Prioux, de la 1ª Armée francesa, contienen a las 3ª y 4ª Panzerdivisionen del 16º Panzerkorps al mando del general Hoepner, del 6º Ejército alemán, dándose muchas bajas en ambos bandos, a pesar de su inferioridad numérica. Por la noche, los franceses se retiran tras una barrera contracarros en Perez.

Toma de Lieja

En el centro de Bélgica, tropas del 6º Ejército alemán al mando del general Reichenau ocupan la importante ciudad de Lieja, y continúan avanzando hasta encontrar fuerzas acorazadas aliadas en Saint Trond, unos 32 km. al noroeste.

Bombardeo de Amsterdam

A las 04:00 horas, bombarderos de la Luftwaffe arrojan en treinta minutos unas 50 bombas sobre la gran ciudad de Amsterdam, en Holanda, cundiendo el pánico entre sus habitantes.

Línea New Water

La 9ª Panzerdivision del 18º Ejército alemán al mando de Kuechler llega a Moerdijk, ya tomada por paracaidistas, partiendo en dos al ejército holandés. El general Winkelmans, su comandante en jefe, le ordena formar una línea defensiva entorno a Rotterdam, la New Water, esperando contener a los germanos. Al suroeste de Holanda, las tropas de la 7ª Armée francesa del general Giraud también se repliegan.

Combates en Rotterdam

Un grupo de 170 paracaidistas de la 22ª división aerotransportada germana aterriza sin ser descubierto en Rotterdam, e incluso llegan a requisar un tranvía, pero son atacados al llegar al muelle de Koningshaven, sufriendo 110 bajas. Otro grupo que aterrizó en Waalhaven intenta socorrerles con ayuda de tanques de la 9ª división, sin resultado. A las 18:40 horas, el general von Küchler, al mando del 18º Ejército alemán, solicita apoyo aéreo.

Bombardeo y ultimatum a Rotterdam

Bombarderos He-111 de la 54ª Kampfgeschwader atacan Rotterdam. Los alemanes ofrecen al coronel Scharroo, al mando de la guarnición, no bombardearla de nuevo si capitula.

Huída del gobierno holandés

Hacia las 12:00 horas, la Reina Guillermina de Holanda embarca en el destructor británico Hereword rumbo a Londres. Por la tarde le sigue el gobierno holandés en pleno, con algunos familiares y otra personalidades, que parten al exilio en el destructor Windsor.

Oro holandés

El carguero Blommersdyk arriba en el puerto de Hoboken, en el estado norteamericano de New York, transportando una gran cantidad de oro patrimonio de Holanda, para guardarlo en el banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Ataque a túnel ferroviario

Al amanecer, bombarderos aliados y artillería francesa destruyen parte del túnel ferroviario alemán de Istein, a sólo 8 km. de la frontera suiza. Esta es una importante vía de suministros de las posiciones del Westwall, la línea fortificada alemana opuesta a la Línea Maginot.

Represalia contra prisioneros

El gobierno alemán advierte a los gobierno del Reino Unido, Francia, Bélgica y Holanda que si sus tropas vuelven a disparar a cualquier paracaidista mientras desciende, violando lo pactado en la Convención de Ginebra, los soldados alemanes fusilarán a diez infantes franceses capturados.

Sangre, sudor y lágrimas

La BBC emite el primer mensaje de Winston Churchil radiado a la nación británica como Primer Ministro, con ocasión de su discurso de toma de posesión en el House of Commons, el parlamento británico, diciendo a los diputados " - Si me preguntáis que puedo ofrecer, no tengo nada mejor que ofreceros que sangre, sudor y lágrimas... Si me preguntáis que nos deparará la guerra, la única respuesta que puedo daros es: ¡victoria! victoria, a cualquiera que sea su coste."

El Rayo de la Muerte

Una emisora de radio alemana de Munich, controlada por el Ministerio de Propaganda dirigido por el doctor Joseph Goebbels, anuncia que el Führer ha dicho disponer de una nueva arma que puede lanzar un rayo de ondas atómicas capaz de exterminar a cualquier ser vivo a unos 300 metros de alcance, contra la cual no existe ninguna protección. Es la primera vez que se anuncia esta superarma, cuya existencia se insinuará varias ocasiones más hasta el final de guerra.

Se estrecha el cerco de Narvik

Al norte de Noruega, las tropas aliadas reanudan su presión contra los cazadores de montaña y marineros alemanes cercados en Narvik avanzando desde Harstad. Además, tres batallones de tropas alpinas francesas desembarcan en Bjerkvik, a sólo 11 km. al norte de Narvik, preparándose para el asalto final a la ciudad portuaria.

Martes 14 may.

Debacle aérea aliada en Sedán.

El general Billotte, comandante del 1º Grupo de Ejércitos aliados, ordena la destrucción de los 3 pontones germanos sobre el Mosa en Sedan como cuestión de victoria o derrota. La Advance Air Striking Force de la RAF envía los 71 Fairey Battle que le quedan y la Armée de l'Air otros 12; unos 250 cazas aliados despegan para protegerles. La Flak o artillería antiaérea alemana, con 198 cañones de 88 mm y 54 de 37 mm en la zona, derriba 48 bombarderos británicos y 2 franceses; los 814 cazas Messerschmitt 109 y Bf 110 desplegados por la Luftwaffe derriban a otros 19 cazas británicos y 21 franceses, la mayoría abatidos por la 3ª Jagdgruppen.

Pánico de Bulson

De madrugada en el sector de Sedan, el 295º regimiento francés, la única unidad del 55ª división en condiciones de combatir, intenta cerrar la brecha de la línea del Meuse formando una nueva línea en Bulson, a unos 10 km del río, pero el rumor de que los tanques alemanes reanudan su avance hace que toda la unidad huya en desbandada por temor a la Blitzkrieg. En su huída, los franceses abandonan cuatro baterías de 75 mm y otras tantas de cañones pesados.

Retraso del contraataque francés.

En el sector de Sedán, la 2ª Armée francesa al mando de Huntzinger recibe de la Reserva a la 3ª división acorzada y la 3ª motorizada; la 55ª división envía al frente todas sus reservas, dos batallones blindados y otros dos de infantería. Con estos refuerzos planea lanzar un contraataque a las 04:00 horas, pero espera a que los refugiados despejen las carreteras. La demora permitirá a todos los tanques del 19º Panzegruppe de Guderian cruzar el Mosa hacia las 07:20 horas.

Fracasado contraataque francés en Sedán

Hacia las 08:00 horas comienza la contraofensiva francesa para cerrar la brecha de la Línea Dyle en el sector de Sedán, con el ataque del 4º y 7º batallones de tanques de la 2ª Armée francesa a la 1ª Panzerdivision del 19º Panzekorps de Guderian, en el pueblo de Chehery. Los combates cesan hacia las 21:30 horas, por entonces la mitad de los carros atacantes han sido destruidos, la 55ª división de infantería es aniquilada, y la 71ª se desbanda hacia el sur por temor a ser rodeada por los Panzers. Los alemanes apresan 3.000 franceses, 50 tanques y 28 cañones.

Petición de apoyo aéreo

A las 17:45 horas, cuando se hace evidente que el contraataque francés de Sedán no conseguirá hacer retroceder a la Wehrmacht, el Presidente de Francia, Reynaud, envía un telegrama al Primer Ministro británico, confesándole que "...los alemanes han roto nuestras líneas en Sedán..." y pidiéndole que envíe más cazas para reemplazar las pérdidas de la Armée d´lAir y arrebatar la superioridad aérea de la Luftwaffe. Churchill le tranquiliza y le dice que pronto viajará a París.

Brecha de Sedán y confusión aliada.

El ataque del 19º Panzerkorps en Sedán ha abierto una gran brecha entre el flanco derecho de la 9ª Armée del general Corap y el flanco izquierdo de la 2ª Armée del general Huntzinger. Los tres ataques del 4º y 12º Ejércitos alemanes en el Meuse han causado tal confusión al Estado Mayor del 1º Grupo de Ejércitos aliados del general Billote, que este ni siquiera ha ordenado a Huntizinger en que dirección debe replegarse para reorganizar la línea defensiva francesa.

Comienza el Plan Manstein.

Con la ruptura del frente en Sedan la Operación Amarillo se desarrolla tal y como había planificado el OKW alemán, siguiendo el Plan del general Manstein, cuya primera parte se ha cumplido con éxito. La Wehrmacht pasa a realizar la segunda parte, avanzar hacia el Canal de la Mancha para atenazar al mayor número posible de Aliados en Bélgica. Con este objetivo, el general Guderian ordena a la 19ª Panzerkorps avanzar girando al suroeste, en dirección a Rethel.

Instrucciones del Führer

Hitler firma su Directiva de Operaciones nº 11, en la que ordena al 6º Ejército alemán detenerse cuando llegue al Dyle, conteniendo a las tropas aliadas que están desplegadas al oeste de Bélgica. Además dispone que el 18º Ejército ultime la resistencia del ejército holandés, para que pueda comenzar la maniobra norte de la tenaza sobre Bélgica occidental, y que el 16º Ejército alemán envíe sus unidades motorizadas como refuerzo al Grupo de Ejércitos A.

Distracción ante la Línea Maginot

El general Leeb, comandante del Heeresgruppe C, ordena a sus tropas que comiencen a simular preparativos para una ofensiva contra la Linea Maginot, mientras la Luftwaffe bombardea las líneas ferroviarias en su retaguardia, para hacer creer al general Bessón, comandante de la 3º Grupo de Ejércitos aliado, que será atacado en cualquier momento y no envíe refuerzos al oeste.

Avance alemán en Bélgica meridional.

La 7ª Panzerdivision alemana avanza hacia Anthee luchando contra la 4ª división norteafricana; el Panzer III en el que viaja Rommel es alcanzando, pero resulta ileso. La 5ª Panzerdivision vence un pequeño contraataque francés en Le Wastia. La 1ª división blindada francesa es enviada al frente para cerrar la brecha abierta en la Línea Dyle, pero los civiles refugiados saturan las carreteras, y durante la madrugada tarda siete horas en recorrer los 32 km. de distancia.

Combate de Hannut

En Bélgica central, las tropas del 6º Ejército llegan ante las posiciones aliadas en la Línea Dyle en Lovaina, donde la artillería británica del BEF, al mando de Montgomery, contiene el avance de la infantería germana, mientras al sur, una división acorazada ligera del Cuerpo de Caballería del general Prioux, de la 1ª Armée francesa del general Blanchard, realiza un contraataque cerca de Hannut, pero los tanques de las Panzerdivisionen del 16ª Panzerkorps de Hoepner les derrotan, destruyendo 125 de los 175 franceses; el resto se retiran a Gembloux.

Avance alemán en Bélgica septentrional.

Dos divisiones de infantería del 4º Ejército alemán cruzan el Meuse o Mosa por las localidades de Yvoir y Givet, al norte de Dinant, ensanchando la brecha en la Línea Dyle abierta por el 15º Panzerkorps del general Hoth. La 22ª división de la 9ª Armée francesa se repliega 10 km; al enterarse, el general Corap ordenar contraatacar, pero su moral es baja y es derrotada pronto.

Aparece el slG 33

Entra en combate durante la campaña de Francia para apoyar el avance germano el obús autopropulsado alemán slG 33. Pero su chasis está sobrecargado y será reformado.

Student en Rotterdam

Un osado grupo de paracaidistas germanos liderados por el general Student aterriza en el puerto de Rotterdam, trabando duros combates con los holandeses; Student resulta gravemente herido. El coronel Scharroo ofrece la rendición de la capital, pero los alemanes solo pueden comunicarlo a tiempo a una de las dos flotas de bombarderos que ya sobrevuelan la ciudad.

Gran Bombardeo de Rotterdam

A las 14:00 horas, unos 60 bombarderos alemanes He-111 de la 54ª Kampfgeschwader atacan el centro de la ciudad de Rotterdam; muriendo 900 personas a consecuencia de explosiones e incendios. Esta acción conmueve al comandante en jefe del ejército holandés, el general Winkelmans, a ordenar un alto el fuego a sus tropas a las 20:00 horas, aunque las unidades desplegadas en Zeelanda continúan combatiendo.

Héroes del Reich

El Führer condecora con la Orden de Caballero de la Cruz de Hierro al capitán Koch y otros siete soldados que participaron en la intrépida captura de la fortaleza de Eben Emael y de los puentes del Canal Albrecht, claves para el éxito de la Fall Gelb.

Bombardeo británico

La aviación inglesa ataca objetivos industriales en el Ruhr pero con muy malos resultados, la artillería antiaérea germana rechaza a los atacantes.

Hundimiento cerca de Narvik

La Luftwaffe bombardea y hunde un barco que transportaba soldados de la 24ª brigada de Guardias al sur de Narvik; se pierde gran cantidad de equipamiento.

Llamada de voluntarios

En Inglaterra, el nuevo Secretario de Guerra Anthony Eden anuncia en la BBC la creación de la "Local Defense Volunters", una organización que convoca a ancianos y adolescentes para que sirvan a su patria. Dentro de una semana se habrán presentado 250.000 voluntarios para defender Gran Bretaña de una invasión germana. En julio, serán los "Home Guards"; sólo estarán armados con 20.000 armas anticuadas, como picas y fusiles anteriores a la I Guerra Mundial.

Oro danés

El buque Olympia llega al puerto norteamericano de Boston con 1.000.000 de dólares en oro perteneciente al estado de Dinamarca, y que fue evacuado antes de su ocupación por Alemania.

Miércoles 15 may.

La Blietzkrieg aterroriza Francia

En París cunde el pánico al conocerse que la Wehrmacht ha roto su línea defensiva en Sedan. Miles de civiles abandonan la capital y las ciudades septentrionales hacia el oeste y el sur; impidiendo el tránsito de las tropas aliadas que van al frente, tal como habían planificado los estrategas alemanes. La Luftwaffe intensifica el bombardeo de pueblos en retaguardia para provocar avalanchas de refugiados que estorban el paso de las columnas militares en las carreteras; después los aviones germanos las atacan aprovechando que están así atrapadas.

Combate de Florennes

En Bélgica meridional, la 7ª Panzerdivision al mando de Rommel, del 15º Panzerkorps del general Hoth, avanza desde las 08:00 horas hacia Phillipeville con apoyo de Stukas. Al sur de Florennes, los Panzers se enfrentan a los Char-B de la 1ª división acorazada del general Bruneau, destruyendo 75 de sus 175 carros; la 5ª Panzerdivision de Verner ataca al resto mientras Rommel sigue adelante: solo 17 tanques franceses conseguirán escapar. Mientras, la Luffwaffe desbanda a las 18ª y 22ª divisiones de la 9ª Armée del general Corap. Únicamente la 4ª división norteafricana se repliega en orden, pero tras abandonar en Anthée toda su artillería.

Avance alemán en Bélgica septentrional.

Durante toda la jornada, los tanques de la 7ª Panzerdivision nunca se han detenido, disparando siempre en movimiento; incluso los prisioneros son obligados a marchar detrás de las unidades en avance. Por la noche, Rommel atraviesa las líneas de la desorganizada 9ª Armée francesa llegando a Cerfontaine, unos 10 km al oeste de su objetivo, Phillipeville, deteniéndose a reparar y reabastecer sus vehículos además de dar descanso a sus dotaciones.

Estancamiento en Bélgica central

El  6º Ejército del general von Reichenau ataca la Línea Dyle. El 39º Panzkerkorps es contenido por el BEF entre Lovaina y Wavre. En Lovaina, los germanos toman las inmediaciones de la estación de ferrocarril a una unidad escocesa, pero mañana son expulsados después de tres contraataques. Mientras, la 1ª Armée francesa, desplegada desde Wavre hasta Namur, aguanta con dificultad la embestida del 16º Panzerkorps en Gembloux.

Aparece el Matilda

En Bélgica entra por primera vez en combate en esta guerra el Tanque de Infantería Mk I "Matilda" británico, encuadrado en los 4º y 7º regimientos de tanques del BEF. Está equipado con 2 ametralladoras Vickers en su versión Mk 1 y un cañón QF de 40 mm en su versión Mk II, y un blindaje de hasta 78 mm. Se fabricarán 2.980 ejemplares en diversas variantes hasta 1943.

Ruptura del frente en Monthermé

Al norte de Francia, soldados del 41º Panzerkorps del general Reinhardt equipados con lanzallamas asaltan las fortificaciones de la Línea Dyle en Montherme, defendidas por la 102ª división francesa y la 42ª media brigada colonial de ametralladoras. Los alemanes establecen una cabeza de puente hacia las 08:30 horas; desde entonces los carros de la 6ª Panzerdivison comienzan a cruzar por los pontones que los ingenieros germanos han tendido sobre el Mosa en este sector. Poco después se tenderá otro puente para la 8ª Panzerdivision. La Wehrmacht alcanza así, con un día de retraso, el último de los objetivos de la primera fase de la Fall Gelb.

Debacle del ejército francés

Al asaltar los germanos Monthermé, las 61ª y 102ª divisiones francesas que defendían el sector intentan retirarse, pero son arrolladas por los Panzers en avance. Los alemanes capturan gran cantidad de equipamiento en las cunetas de las carreteras, junto a miles de soldados franceses. Por la tarde, la 6ª Panzerdivision llega a Montcorne, a 60 km. al oeste del Mosa. Al anochecer, la 9ª Armée ha dejado virtualmente de existir; el general Corap es sustituido por Giraud.

Refuerzos al frente

En la tarde, el general Gamelín, comandante en jefe de los Aliados, ordena a todas las unidades en retaguardia situarse ante la brecha de 96 km. entre Namur y Sedán para rehacer el frente. La 7ª Armee, que se ha replegado de Bélgica, reemplazará a la desecha 9ª Armée. La Reserva se moviliza formando la 6ª Armée, que avanza hacia Laon. Además, la 3ª Armée envía tres divisiones a la zona, la 5ª Armée otras tres y la 8ª Armée una, pero esta tardará en llegar.

Petición de ayuda urgente

Por la tarde, el Presidente francés, Reynaud, solicita al Primer Ministro británico, Churchill que el Reino Unido envíe inmediatamente a Francia al menos 10 escuadrones de cazas para contener a la Luftwaffe, a pesar que en los últimos 5 días la RAF ha enviado 12 escuadrones de cazas Hurricane. El mariscal del aire británico, Dowding, se opone al envío en la reunión del Gabinete de Guerra británico, aduciendo que Gran Bretaña quedaría indefensa ante la Luftwaffe.

Contraataque francés en Stonne

Al noroeste de Francia, la 3ª división acorazada y la 3ª división motorizada de la 2ª Armée al mando del general Huntzinger atacan hacia las 18:00 horas el flanco del 19º Panzerkorps del general Guderian, defendido por la 10ª Panzerdivision y el regimiento SS Grossdeutschtland. Tras diez horas de combate, el ataque francés será repelido en gran parte por la actuación de la 14ª compañía contracarro alemana que pierde 6 de sus 12 piezas y 29 artilleros.

Orden de alto

El comandante del Heeresgruppe A, el general Rundstedt, ordena al general List, al mando del 12º Ejército alemán, que detenga al 19ª Panzerkorps, cuyos tanques han penetrado demasiado en territorio francés, para que las tropas de infantería puedan seguirlos, guarneciendo su retaguardia y flancos con artillería, asegurando su ruta de suministros. El general Guderian pide disculpas y suplica avanzar un día más para explotar la desbandada y descoordinación francesa.

Avance alemán en Francia septentrional

Las vanguardias del 19º Panzerkorps de Guderian continúan avanzando hacia el oeste. La 1ª Panzerdivision del general Kirchner derrota a la 14ª división del general Tassigny en Bouvellemont, aunque pierde doce carros, y la 2ª Panzerdivision arrolla a la 53ª división en Signy l'Abbaye y llega a 24 km. de Laon, a Montecornet, donde se reúne con la 6ª Panzerdivision del general Kempf, del 41ª Panzerkorps, que superó la escasa oposición francesa en Brunehammel.

Retirada francesa al Sambre-Oise

El Estado Mayor francés entra en crisis al enterarse de que las tropas del 19º Panzerkorps están a sólo 24 km. de Laon, en el camino de París. El general Georges, comandante de las fuerzas francesas del frente del noroeste, ordena a los restos de la 9ª Armée replegarse a una nueva línea defensiva en entre los ríos Sambre y Oise. Pero las tropas de este contingente han abandonado su equipo pesado, huyendo dispersas y sin cohesión alguna, resultando imposible reagruparlas.

De Gaulle reúne tropas

El general Georges planea un contraataque a gran escala para cerrar la brecha entre Namur y Sedan. El general Touchon, de la recién creada 6ª Armée, ordena al coronel De Gaulle que reúna varias unidades de carros de su unidad para formar una 4ª división acorazada francesa capaz de medirse con las temidas Panzerdivisionen germanas que operan en el sector de Laon.

Precariedad aérea aliada

La Luftwaffe y la Flak han causado graves pérdidas en la aviación aliada. A día de hoy la RAF sólo tiene 12 bombarderos Blenheim, que intentan destruir los puentes sobre el Mosa en Dinant, y ha retirado a los cazabombarderos Fairey Battle de las misiones diurnas, aunque conserva gran cantidad de cazas. En cambio a la Armee l'Air sólo le quedan 38 cazas.

Repliegue de la Streaking Force

El general Barret ordena que los aeródromos de la Advanced Air Streaking Force de la RAF situados cerca del frente francés sean evacuados, después de que los cazas de la Luftwaffe abatieran con facilidad varios Hurricanes destinados a defenderlos. Durante los siguientes días la aviación británica se limitará a retirarse y apenas realizará misiones en Francia. Los pilotos británicos operarán desde bases situadas más al suroeste de Francia o Gran Bretaña.

Capitulación de Holanda

A las 11:30 horas en Rijsoord, cerca de Rotterdam, el general Winkelmans, comandante del ejército holandés, firma su capitulación ante delegados del 18º Ejército alemán del general Kuechler; el suroeste de Holanda aún resiste. En 4 días de combate han caído muertos unos 9.000 soldados holandeses y otros 16.000 están heridos. El nuevo gobernador de Holanda, el Reichskommissar doctor Seyss Inquart, informará que han fallecido unos 2.900 civiles. La Reina Guillermina forma en Londres un gabinete en el exilio para mantener la esperanza de sus compatriotas en recuperar su libertad y colaborar con los Aliados en la lucha contra el III Reich.

Concepción de los bombardeos estratégicos

En una reunión del Gabinete de Guerra británico con los jefes de Estado Mayor de la Royal Navy, la RAF y el ejército británico, el Mariscal del Aire, Dowding, sostiene enérgicamente la necesidad de enviar más aviones a Francia para combatir a la poderosa Luftwaffe allí, e incluso realizar incursiones en Alemania, antes que resignarse a combatir sobre Gran Bretaña. La primera idea es rechazada tras severas discusiones, pero la segunda se acepta.

Seducir a los Estados Unidos

El Primer Ministro británico, Churchill, concibe la idea de que Estados Unidos debe unirse a los Aliados como única forma de vencer a Alemania. Hoy envía el primer telegrama de una larga serie al Presidente norteamericano, Roosevelt, destinada a conmoverle a él y a sus conciudadanos a abandonar su neutralidad en solidaridad como anglosajones. De momento solicita ayuda en forma de petición de venta de viejos destructores, aviones y otras armas.

Advertencia a Bruselas

Reconocimientos aéreos de la Luftwaffe indican que en la ciudad de Bruselas hay tránsito de tropas aliadas, contraviniendo la declaración de ciudad abierta realizada por sus autoridades. El OKW advierte a los Aliados que si persiste la presencia militar en la capital, que está ya muy cerca del frente, puede ser bombardeada.

Jueves 16 may.

Comienzan los bombardeos estratégicos.

El Reino Unido comienza una campaña de guerra aérea contra objetivos germanos en territorio del III Reich. A partir de hoy, el Comando de Bombardeo de la RAF, la Royal Air Force, las Real Fuerza Aérea británica, enviará bombarderos para destruir lugares estratégicos y complejos fabriles del enemigo, en busca de entorpecer sus ofensivas e interrumpir sus procesos de producción bélica. Entre hoy y mañana 99 aviones Whitley, Wellington y Hampden bombardean depósitos de combustible y vías ferroviarias de la Cuenca del Ruhr. Solo un aparato es abatido.

Repliegue aliado al Escalda.

Al sur de Bélgica, el 16º Panzerkorps del 6º Ejército alemán rompe las defensas de la 1ª Armée francesa en la Línea Dyle; es ya la cuarta brecha en las líneas aliadas. Mientras, los 4º y 12º Ejércitos alemanes avanzan por el norte de Francia. Gamelín y el general Georges acuerdan replegar las tropas del 1º Grupo de Ejércitos del general Billotte en Bélgica a una segunda línea defensiva en el Escalda, que ensamble con la del Sambre-Oíse, en Francia.

Bombardeo de Lovaina

Al anochecer, las tropas del BEF comienzan a replegarse al oeste, a la línea del Escalda, alejándose de Bruselas y Lovaina. Por la noche, tropas del 6º Ejército alemán bombardean la universidad de Lovaina, provocando un gran incendio; quizás como venganza por la inscripción en los muros de su biblioteca que insultaba al pueblo alemán por la I Guerra Mundial.

Ruptura del frente en Sivry

La 7ª Panzerdivision de Rommel ataca la línea fronteriza fortificada francesa en Sivry, en la frontera franco-belga, que consta de una serie de bunkers, nidos de ametralladoras, obstáculos y barricadas antitanques defendidos por unidades la 1ª Armée. La artillería germana bombardea las posiciones galas, y después son tomadas por un asalto combinado de tanques e infantería; por la noche el 25º regimiento de Panzers continúa avanzando hacia Avesnes. Rommel, abordo de un Panzer IV, escribe en su diario: " El camino hacia el oeste está abierto... "

Avance alemán en Francia septentrional.

La 1ª Panzerdivision del 19º Panzerkorps de Guderian alcanza la localidad de Marle, en el río Serre, distanciándose así 88 km. de Sedán. La 2ª división acorazada francesa, que salió al encuentro de los alemanes, es eliminada. Mientras, las 6ª y 8ª Panzerdivisionen del 41º Panzerkorps de Reinhardt entran a su vez a Nouzonville y Guise, en el río Oise. Los alemanes interrumpen su marcha para reabastecerse y esperar la llegada de unidades de pontoneros.

Francia está perdida

A las 07:30 horas, el apesadumbrado presidente francés Reynaud telefonea al Primer Ministro inglés, diciéndole "...Hemos sido derrotados, hemos perdido la batalla..." Churchill intenta animarle diciéndole que la RAF se compromete a movilizar los 10 escuadrones de caza que solicitó, y que viajará a París para comprobar cual es la coyuntura. Al anochecer, cuatro escuadrones de cazas británicos aguardan en Kent a recibir la orden de volar a Francia.

Augurio de Reynaud

El Presidente de Francia, Paul Reynaud, dice en un discurso ante los diputados del parlamento francés "...Hitler debe vencer antes de dos meses, o será derrotado, y lo sabe". El presidente francés piensa en destituir al general Gamelín por incompetente, pero este aún cuenta con muchos apoyos políticos, entre ellos el del influyente ex-presidente Deladier.

Churchill en París

El Primer Ministro británico, Churchill, abandona Londres y viaja a París en un avión "Flamingo" escoltado por cazas de la RAF, aterrizando sin incidentes en el aeródromo parisino de Le Bourget; media hora más tarde llega al hotel Quai d'Orsay, en una de cuyas habitaciones se reúne con el presidente francés Reynaud, el ministro Deladier y el general Gamelin, entre otros.

Francia sin reservas militares.

En París, Churchill y los generales Ismail y Dill se reúnen con el general Gamelin, Comandante Supremo de los Aliados y del ejército francés, y el general Georges, jefe del frente del noroeste francés. Gamelin dice que sus tropas están en desventaja táctica, estratégica e incluso en inferioridad numérica, y que su ejército no tiene ninguna reserva o masa de maniobra, lo cual impresiona muchísimo a Churchill. Respecto a la ayuda británica, la RAF promete movilizar diez escuadrones de cazas en Francia, pero que operarán desde bases al sur de Gran Bretaña.

Toma de La Haya

En Holanda, tropas del 18º Ejército alemán entran en La Haya y en Amsterdam.

Rearme aéreo norteamericano

El Presidente Roosevelt sugiere al Congreso de Estados Unidos que la producción aeronáutica militar se incremente a 50.000 aparatos al año, para lo cual solicita una partida presupuestaria extraordinaria de 900.000.000 dólares.

Advertencia a norteamericanos

El Departamento de Estado del gobierno norteamericano aconseja a sus ciudadanos residentes en Gran Bretaña que se trasladen a Irlanda ante el creciente riesgo de ataques aéreos germanos.

Viernes 17 may.

Avance alemán en Bélgica.

Tropas del 39º Panzerkorps toman Lovaina a los británicos tras duros combates, mientras el 16º Panzerkorps avanza hacia Gembloux, defendida por la 1ª Armée francesa, siendo atacado por los 12 Blenheim que quedan a la Advance Air Streaking Force; 11 son derribados. Las tropas belgas, británicas, y francesas continúan replegándose lentamente a la línea del Escalda.

Toma de Bruselas

En Bélgica, tropas de 6º Ejército alemán del general Reichenau ocupan Bruselas por la tarde. La capital había sido declarada ciudad abierta y desguarnecida; poco antes el gobierno belga huyó a Ostenda.

Rommel entra en Francia

De madrugada, la 7ª Panzerdivision de Rommel avanza desde Sivry por caminos congestionados de refugiados y equipos militares abandonados, capturando miles de infantes. A las 04:00 horas, los germanos encuentran a los carros de la 5ª división motorizada francesa cerca de Avesnes, derrotándoles al amanecer. Por la tarde, la vanguardia alemana cruza el río Sambre por la localidad de Landrecies y entra en Le Cateau, retornado a Avesnes para reagruparse.

Cuartel general destruido

Una audaz incursión de la Luftwaffe destruye el cuartel general del 2º Cuerpo de Ejército francés, facilitando el avance de las tropas de Rommel.

Ruptura de la Línea Sambre-Oise

En las últimas 48 horas, la 7ª Panzerdivision del Rommel ha avanzado unos 80 km, cruzando las fortificaciones fronterizas de Francia y rompiendo la línea defensiva de la 1ª Armée francesa, planificada por el general Georges, a costa de perder sólo un oficial y menos de 40 soldados, destruyendo o capturando en cambio más de 100 carros y haciendo 10.000 prisioneros: a la 1ª división acorazada francesa solo le quedan 3 tanques, la 5ª división motorizada también está fuera de combate, y de las 4ª y 18ª divisiones de infantería apenas quedan soldados en libertad. La 1ª división está partida en dos y la 101ª división se repliega a Cambrai.

Avance alemán a Maubeuge

La 5ª Panzerdivsion cubre al flanco derecho del avance de Rommel rompiendo las líneas de la 43ª división francesa al sur de la fortaleza de Maubeuge.

Guderian va demasiado rápido

A las 07:00 horas el general Guderian y el general von List, su superior como comandante del 12º Ejército alemán, viajan al cuartel de von Rundstedt, jefe del Heeresgruppe A, quien les comunica que Hitler esta furioso, pues sus Panzers han avanzado demasiado rápido, sin proteger sus flancos ni esperar a unidades que aseguren su retaguardia y les abastezcan. Rundstedt ordena que interrumpan hoy sus ataques, pero les permite organizar "fuerzas de reconocimiento".

Cabezas de puente en el Serre

Los ingenieros del 19º Panzerkorps de Guderian ensamblan varios pontones sobre el Serre al norte de Marle, mientras la 1ª Panzerdivision asegura Crecy, en la ribera occidental del río.

Avanza la infantería germana

Ya están en Francia la mayoría de las divisiones de infantería de los 4º y 12º Ejércitos alemanes, rezagadas con respecto a las unidades mecanizadas y motorizadas que han roto las líneas francesas. La mayor parte de los soldados germanos marchan a pie, transportando vituallas y suministros en carros de caballos. Ocupan poblaciones, emplazan artillería en puntos estratégicos de los flancos de las líneas de abastecimiento, reparan puentes y vías ferroviarias.

Apoyo logístico de la Luftwaffe

Los aviones Ju 52 germanos realizan constantes misiones transportando suministros a los aeródromos cercanos a los frentes en Francia, a veces incluso a las pocas horas de ser tomados por las unidades del Heer, abasteciendo velozmente a los Panzers con las municiones, repuestos, equipos y combustible que necesitan para reanudar la campaña. En cambio la logística del ejército francés ha sucumbido por los depósitos y personal capturados por los alemanes.

Arenga de Gamelín

El Comandante en jefe de los Ejércitos Aliados y del ejército francés, el viejo general Maurice Gamelin, dice en la orden del día a sus soldados que "El destino de vuestra nación, de las de nuestros aliados y del mundo depende de la batalla que ahora luchamos..."

Fracasado contraataque francés

El contraataque planeado por el general Georges al norte de la Línea del Sambre-Oise encuentra una gran presencia de fuerzas alemanas en localidades que la inteligencia aliada creía libres, cuando en realidad las veloces vanguardias motorizadas germanas las han ocupado en las últimas 24 horas. Las tropas franceses se baten a la defensiva y se repliegan a sus posiciones iniciales.

Primer Contraataque de De Gaulle

El coronel De Gaulle, al mando de la improvisada 4ª división acorazada francesa, que tiene un batallón de carros Char B, dos batallones de ligeros Renault-35, una compañía de tanques pesados D2, ataca a las 15:00 horas, sin apoyo de infantería y con escaso combustible, a las fuerzas alemanas congregadas en Montecornet. El ataque encuentra una creciente resistencia germana y concluye en una escaramuza con varios centenares de bajas en cada bando.

Llamada a oficiales

El presidente francés Reynaud envía un telegrama al general Weygand, destinado en Oriente Próximo, pidiéndole viajar inmediatamente a París. Por la noche, Reynaud manda a España a un enviado especial para que se reúna con el viejo mariscal Petain, destinado en la embajada francesa en Madrid, y pedirle lo mismo, rogándole que oculte los motivos de su viaje a Francia.

Quema de documentos

El gobierno francés está convencido de que el próximo objetivo de la Wehrmacht es París, y que tras la ruptura del frente en Sedán los alemanes estarán allí dentro de unos días. Los funcionarios franceses comienzan a quemar documentos secretos del gobierno y el ejército.

Bombardeo de Hamburgo

Por la tarde, la RAF envía 48 bombarderos Hampden en la primera incursión estratégica británica en Hamburgo, atacando las refinerías y depósitos de combustible sin sufrir bajas.

Hundimiento cerca de Narvik

En la costa norte de Noruega, el crucero HMS Effingahm, que transporta refuerzos y suministros a las tropas aliadas al sur de Narvik, encalla, abriéndose una gran vía de agua; después se hunde.

Sábado 18 may.

Guderian reanuda su campaña

El 19º Panzerkorps del general Guderian se pone de nuevo en marcha hacia las costa del Canal de la Mancha. La 2ª Panzerdivision toma Saint Quentin y cruza el Somme a las 08:00 horas, mientras la 1ª Panzerdivision, cruza el río un poco más al sur. La 10ª Panzerdivsionen cruza el Oise por Moy, protegiendo su flanco izquierdo de las tropas de la 6ª Armée francesa. Al final del día las 2ª y 10ª Panzerdivisionen llegan a Peronne sin apenas encontrar oposición.

Combates en Le Cateau

Los tanques de las 6ª y 8ª Panzerdivisionen, del 41º Panzkerkorps de Reinhardt, se enfrentan en el sector de Le Cataeu con los últimos carros Char B de la 2ª división acorazada francesa, que eliminan tras duros combates, tomando el cuartel general de la desintegrada 9ª Armée; el general Giraud logra escapar, pero será capturado mañana por los germanos.

Rommel toma Cambrai

La 7ª Panzerdivision de Rommel reanuda su campaña por la tarde, tras terminar de repostar combustible y municiones, combate con unidades francesas entre Landrecies y el norte de Le Cateau. Sus tanques y vehículos levantan tal estela de polvo al avanzar que la 101ª división francesa cree que se trata de un gran contingente y retrocede; al anochecer los germanos entran en Cambrai, en cuyo aeródromo encuentran 42 aviones franceses destruidos por la Luftwaffe.

Línea del Somme-Aisne

El Estado Mayor francés prevé una inminente ofensiva alemana a París y ordena a sus, 6ª, 7ª y 10ª Armées desplegarse a la defensiva en las riberas meridionales de los ríos Somme y Aisne. Pero las vanguardias acorazadas germanas pasarán ante ellas en su carrera hacia su verdadero objetivo, la costa del Canal de la Mancha, defendida sólo por dos débiles divisiones británicas, mientras la infantería y la artillería germanas toman posiciones ante la nueva línea francesa.

Plan de evacuación

El BEF realiza un plan para evacuar con rapidez a los 800.000 civiles hambrientos, somnolientos y aterrorizados que saturan las carreteras del norte de Francia. Estos, sumados a los millares de soldados franceses que se repliegan, huyen o desertan, atascan a las unidades aliadas que intentan llegar a los frentes, retrasando cualquier maniobra. Muchos soldados heridos fallecen en las ambulancias atrapadas en las interminables caravanas.

Toma de Amberes

En Bélgica, tropas del 18º Ejército alemán al mando de Kuechler ocupan los fuertes y la ciudad de Amberes.

Petain, vicepresidente.

El Presidente de Francia, Paul Reynaud, reforma el gabinete de gobierno con la esperanza de recabar voluntades para ganar la guerra. Él mismo asume el cargo de Ministro de Defensa, nombrando de Exteriores al ex-presidente Deladier, y de Interior a Mandel. El mariscal Petain, el célebre militar francés de la I Guerra Mundial, es designado vicepresidente del gobierno, pero su nombramiento se demostrará erróneo, por que el viejo oficial se mostrará un derrotista.

Llega Seyss Inquart

Hitler firma un decreto por el cual el doctor Seyss Inquart es nombrado Reichskommissar de los Países Bajos ocupados, con plenos poderes en materia de administración civil. En 1938 era Reichsstatthalter de Austria, en cuya anexión por el III Reich colaboró, recibiendo el rango de Gruppenfürer SS; desde el año pasado es Reichminister. Inquart gobernará cruelmente Holanda; ordenará 800 ejecuciones, forzará a 530.000 personas a trabajar y encerrará 140.000 judíos.

Rendiciones holandesas

Tropas del 6º Ejército alemán capturan 2.000 soldados franceses y holandeses en las islas holandesas de Beveland y Schouwen. El comandante holandés de Zeelanda se rinde y los franceses comienzan a evacuar las islas.

Espías descubiertos

Los servicios de contraespionaje británicos arrestan a Tyler Kent, agregado de la embajada de Estados Unidos y a Anna Wolkoff, una emigrada rusa. Él interceptó y copió la correspondencia entre Churchill y Roosevelt, y ella la remitió a la embajada de Italia, desde la cual viajó a la legación italiana en Berlín como valija diplomática: allí se entregaba inmediatamente al RSHA. El embajador norteamericano retira la inmunidad al agregado para que sea procesado.

Domingo 19 may.

Segundo contraataque de De Gaulle.

La 4ª división acorazada del coronel De Gaulle, con 150 tanques, de ellos 30 Char-B y 40 Somuas y D2, y un regimiento de artillería de 75 mm, ataca el flanco izquierdo de la retaguardia del 19º Panzerkorps de Guderian en Crecy, para intentar cortar su línea de suministros. En cuatro horas los franceses llegan al Serre, pero los alemanes están bien pertrechados de cañones anticarros y cuentan con gran apoyo de Luftwaffe; los atacantes son contenidos y se repliegan.

Alemanes en Francia septentrional

Al final del día de la jornada, casi todas las Panzerdivisionen se sitúan a 80 km. de su objetivo, la costa del Canal de la Mancha, posicionándose al norte del Somme, entre Cambrai y Saint Quentin. La mayoría de las unidades germanas ha aprovechado el día para reorganizarse y consolidar su retaguardia; tan sólo la 7ª Panzerdivision de Rommel ha hecho un pequeño avance desde Cambrai en dirección a Arrás.

Asalto a la Línea Maginot

Tropas alemanas del Heeresgruppe C toman el Fuerte de Línea nº 505, al noroeste de Montmedy, una de las principales fortificaciones francesas de la Línea Maginot. Los germanos no pretenden romper la línea, si no entretener al 3º Grupo de Ejércitos francés para evitar que envíe refuerzos a otros frentes.

Se concibe la Operación Dinamo

El general Lord Gort, comandante del BEF, es prevenido por la Oficina de Guerra británica que sus tropas en Bélgica serían evacuadas si la ofensiva alemana las aísla de Francia. El Almirantazgo de la Royal Navy comienza a preparar una operación de transporte desde la costa belga del Canal de la Mancha a Gran Bretaña, acordando el nombre en clave de "Dynamo", por la máquina que está en la sala del castillo de Dover donde el almirante Ramsay la planifica.

Weygand, jefe de los aliados.

A petición del Presidente de Francia, Reynaud, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas, el viejo general Gamelin, es reemplazado por el también veterano general Weygand, más enérgico.

Anexiones belgas al III Reich

Hitler incorpora al Reich los territorios belgas de Eupen, Malmedy y Moresnet. Estos fueron cedidos forzosamente por Alemania a Bélgica tras ser derrotada en la I Guerra Mundial.

Bombardeo de Bremen.

La RAF bombardea Bremen.

Lunes 20 may.

Éxito del Plan Manstein.

A las 04:00 horas el 19º Panzerkorps de Guderian reanuda su avance al oeste. Por la mañana la 1ª Panzerdivion derrota al regimiento británico que defendía Amiens y la 2ª Panzerdivison llega a Abbeville, donde por la tarde arrolla a la 35ª brigada británica y al final del día alcanza en Noyeles la costa del Canal de la Mancha, tal y como había previsto el plan del general Manstein, al que más tarde Chuchill llamará golpe o "movimiento en hoz", Sichelschnitt en alemán. Se cumple así el objetivo final de la Fall Gelb, separar a los aliados de Bélgica y Francia, abriendo un corredor de 32 km. entre Arrás y Amiens. Los Panzer han recorrido 320 km. en diez días.

Optimismo de Hitler

Tras ser informado de que unas 20 divisiones aliadas han sido cercadas en Bélgica, el Führer se vuelve eufórico, dando la campaña por ganada. Dice a Keitel y Jodl que exigirá a Francia la devolución de los territorios y bienes enajenados a los alemanes durante los últimos 400 años, obligándola a firmar el armisticio en el bosque de Compiégne, donde Alemania se rindió en 1918. A Inglaterra le pedirá la devolución de las colonias africanas germanas a cambio de paz.

Combates en Arrás

La 7ª Panzerdivision del general Rommel ataca a las tropas de la 1ª Armée francesa que defienden Arrás, apoyado por la 5ª Panzerdivision. Mientras, al noreste, la 4ª Panzerdivision ataca Denain, y la 3ª Panzerdivision ataca Valenciennes.

Aliados cercados en Bélgica

La veloz ofensiva del 19º Panzerkorps del 12º Ejército alemán ha aislado en Bélgica al BEF, la Fuerza Expedicionaria Británica dirigida por el general Lord Gort, a la 1ª Armée francesa del general Blanchard, y a todo el ejército belga, liderado por el rey Leopoldo.

Ambigüedad británica

Separado de Francia por el rápido avance alemán, el general Lord Gort, comandante del BEF, considera la posibilidad de retirar sus tropas a Dunquerke para su evacuación, que ya prepara la Royal Navy; aunque antes se presta a colaborar en el plan de Weygand organizando un contraataque desde Arrás, desplegando allí la "Frankforce" al mando del general Franklyn.

Plan Weygand

La confusión por el reciente ascenso del general Weygand a Comandante Supremo aliado impide a los franceses lanzar contraataques hoy. Su antecesor, Gamelín, preparaba una contraofensiva, pero sus planes serán cambiados por Weygand, que a sugerencia del general Ironside aprueba dos ataques de ruptura coordinados, uno lanzado por el BEF desde Arrás y otro por la 10ª Armée desde Amiens, aunque la Armée de l'Air no tiene suficientes aviones.

Accidente de Billote

Por la noche, el general Billotte, comandante del 1º Grupo de Ejércitos aliados, decide visitar al generales Blanchard y Gort, comandantes de las tropas cercadas en Bélgica, cuando su vehículo choca contra un camión cargado de refugiados, y este queda en estado de coma, falleciendo dos días después. Un serio revés que provocará la descoordinación de los ataques aliados: los anglo-franceses atacarán desde Arrás un día antes de que los franceses estén preparados en Amiens.

Preparativos para Fall Röt

En su cuartel general de Münstereifel, el Führer se reúne con los generales Halder y Brauchitsch para concretar los planes de la Fall Röt u Operación Rojo, la invasión de Francia desde el Somme y el Aisne, la segunda parte de la campaña germana prevista para el próximo mes. Hitler muestra sus reticencias respecto a la ayuda de Italia, a pesar de las promesas de Mussolini.

Movilización soviética

El agregado militar alemán en Moscú informa al Ministerio de Exteriores alemán que el Ejército Rojo comienza a desplegarse en la frontera ucraniana con Rumanía. En realidad Stalin prepara la ocupación de Moldavia y Besarabia, que Hitler consintió en los pactos secretos del tratado Molotov-Ribbentrop firmados el año pasado.

Martes 21 may.

Batalla de Arrás.

El BEF envía a la 50ª división de infantería del general Franklyn, apoyada por la 1ª brigada de tanques, que cuenta con 58 Matilda Mk I, 16 Matilda Mk II, y 60 carros franceses, contra la 7ª Panzerdivision de Rommel en Arras, que despliega a sus tropas a la defensiva, formando una línea cañones de 105 mm y cañones antitanque de 37 mm, que al no poder perforar el blindaje de los Maltida Mk II son cambiados por antiaéreos de 88 mm. Los germanos pierden 3 Panzer IV, 6 Panzer III y varios tanques ligeros, además de 387 hombres; los británicos se retiran tras perder 36 de sus carros por la artillería germana y otros 7 por el fuego de los Panzers. Fracasa así el plan del general Weygand para intentar cortar el avance alemán y rehacer las líneas aliadas.

- Francia pierde todas sus posibilidades de victoria.

Aparece el Flak 88

Los germanos emplean por primera vez en la guerra, en la Batalla de Arrás, el cañón antiaéreo Flak 88 como arma antitanque, con excelentes resultados. Esta pieza de 88 mm de calibre, cuyo diseño data de 1928, ya fue utilizada contra tanques por las tropas de la Legión Cóndor en la Guerra Civil Española. Puede disparar de 15 a 20 disparos por minuto pudiendo penetrar 150 mm de blindaje hasta 2 km, más que ninguna pieza anticarro. Se construirán diversas variantes, algunas autopropulsadas, y será el cañón antitanque más famoso de la contienda.

Orden de parada

Hitler y el general von Rundstedt, comandante del Heeresgruppe A, coinciden en que el contraataque aliado de Arrás prueba que el avance del Panzergruppe de Kleist y el 4º Ejército alemán ha sido tan rápido que ha dejado atrás a la infantería y la artillería que deben proteger sus flancos y su retaguardia. El OKW ordena a las Panzerdivisionen que detengan su avance, pero los generales von Brauchitsch y Halder, del estado mayor del OKH, ignoran la orden.

Retirada belga al Lys

El rey Leopoldo de Bélgica ordena a su ejército que se repliegue del río Escalda al río Lys, ante la presión del 18º Ejército alemán que ha avanzado desde Holanda.

Balance de la Royal Marine

Hasta el día de hoy la RAF ha arrojado 1.700 minas en los ríos Rín, Mosela y Meuse, según lo previsto en la Operación Royal Marine.

Se concibe la invasión de Inglaterra

El Grossadmirall de la Kriegsmarine, Raeder, trata con el Führer por primera vez de la urgente necesidad estratégica alemana de una inmediata ocupación de Gran Bretaña, para eliminar cuanto antes la amenaza de la Royal Navy de los mares, la única manera de materializar el destino imperial del III Reich propagado por el propio Hitler. La campaña puede ser factible ahora que Francia ha sido derrotada y los germanos pueden ocupar sus puertos y aeródromos.

Presión sobre Narvik

En el norte de Noruega, tropas francesas, polacas y noruegas avanzan hacia el perímetro de Narvik, arrebatando terreno en Rombaksfiord a los alemanes cercados.

Miércoles 22 may.

Fracaso del Plan Weygand.

El general Altmeyer, de la 10ª Armée francesa, ejecuta con un día de retraso su parte del Plan Weygand para evitar la consolidación de las líneas alemanas al norte del Somme y abrir un corredor de salida a los aliados en Arrás, donde fracasó la intentona del BEF. El 121º regimiento francés consigue llegar a Cambrai, apoyado por tanques y artillería, pero la 23ª división germana, apoyada por aviones Henschell 123 y Messerschmitt artillados, les obliga a retroceder.

Se estrecha el cerco aliado.

El 19º Panzerkorps de Guderian avanza desde el norte Somme para tomar los puertos de la costa atlántica y cortar la retirada a las tropas aliadas cercadas en Bélgica. La 1ª Panzerdivision y el regimiento SS Grossdeutschland avanzan desde Abbeville atacando Calais, mientras la 2ª Panzerdivion sale de Noyvelles atacando Boulogne, encontrando una gran oposición británica. Por la noche, la 10ª Panzerdivision avanza hacia Calais para apoyar el ataque germano.

Conferencia aliada. 

En París se reúnen de nuevo el Presidente francés Reynaud, su homólogo británico Churchill y el Comandante Supremo Aliado, el general Weygand, quien propone retomar su plan de contraofensiva desde la Línea del Somme-Aisne para abrir un corredor hasta el sur de Bélgica, que permita evacuar a las tropas aliadas allí atrapadas. Los políticos acceden, pero la verdad es que los franceses no tienen recursos suficientes y los británicos tienen pocas tropas desplegadas.

Petición de retirada

El general Lord Gort envía un telegrama a la Oficina de Guerra británica informando que el fracaso del Plan Weygand muestra la descoordinación entre ingleses y franceses y la debilidad de estos, concluyendo que la situación de sus tropas cercadas en Bélgica es insostenible estratégica, táctica y logísticamente: carece de munición pesada y carros pesados para resistir a los alemanes, que ya están avanzando a los puertos del Canal para cortar sus rutas de suministros o huída.

Ley de Poderes de Emergencia

El gobierno británico aprueba la Ley de Poderes de Emergencia, que permite al estado incautar las propiedades privadas y servicios personales que considere necesarios para el esfuerzo bélico. Esta ley está pensada para que pueda conseguir los navíos y marinos necesarios para ejecutar la Operación Dynamo en preparación. Hoy comenzarán a incautarse los buques mercantes capaces de transportar más de 1.000 personas.

Jueves 23 may.

Retirada del BEF

El general Gort, comandante en jefe de la Fuerza Expedicionaria Británica, notifica al general Weygand, Comandante Supremo de los Aliados, que ha recibido permiso del gobierno británico para retirar 9 de las 10 divisiones bajo su mando de vuelta a su país, ya que su posición en Bélgica es indefendible y el Reino Unido necesitará de estas tropas en el futuro. Las 5ª y 50ª divisiones británicas se repliegan del sector de Arrás, en dirección al Canal de la Mancha, dejando a la 1ª Armée francesa sola en la región de Flandes. Esta retirada será muy criticada por los franceses. La 51ª división escocesa y parte de la 1ª canadiense continuarán en el continente.

Aplazamiento de la contraofensiva aliada

Debido a la retirada del BEF, el general Weygand posterga tres días la contraofensiva aliada, aunque intenta convencer a Lord Gort de que ceda algunas tropas británicas el tiempo necesario; pues los franceses tienen escasas probabilidades de éxito atacando solos desde el Somme.

Alemanes en el Escalda

En Bélgica, tropas del 6º Ejército del general Reichenau cruzan el río Escalda por Oudenarde; los belgas toman posiciones en el río Lys.

Sugerencia de Göring

El Fedlmarschall de la Luftwaffe, Hermann Göring, llama al cuartel general del OKW en Münstereifel y convence al Führer de que la aviación alemana bastará para evitar la retirada aliada desde el puerto de Dunkerque, el único del que disponen, atacando a los 400.000 aliados concentrados entre Zeebrugge, Gravelinas y el Denain. Además, Hitler está de acuerdo en restar protagonismo al Heer, donde aún hay muchos generales que no son fieles nacionalsocialistas.

Detener los Panzers

El general von Kluge, al mando del 4º Ejército alemán, convence al general Rundstedt de detener el Panzergruppe de Kleist antes de llegar a Dunkerque para reparar los tanques, dar descanso a sus tripulantes y movilizar las Panzerdivisionen al Somme, en preparación de la Fall Rot.  Jodl, jefe de operaciones del OKW, tampoco desea arriesgar sus valiosos Panzers en los terrenos pantanosos de Bélgica y contra una resistencia aliada a ultranza en las calles de Dunkerque.

Ajuste de cuentas

El barón Weiszacker, secretario de asuntos exteriores alemán, escribe en su diario que "... el paso siguiente será imponer nuestro orden en el este, consiguiendo espacio vital y fronteras fluviales... Tanto si Inglaterra es sometida pronto como si es preciso bombardearla hasta hacerla entrar en razón, lo cierto es que tendremos que hacer un ajuste de cuentas en el Este..."

Viernes 24 may.

Cerco de Dunkerque

A las 12:30 horas, el OKW ordena a los 19º y 41º Panzerkorps que no avancen hasta Dunkerque y se detengan en el canal Aa; por orden de Hitler el Heer no debe tomar el puerto y sólo la Luftwaffe podrá atacarlo. La Wehrmacht aprovecha esta necesaria parada técnica para reparar sus tanques y dar descanso a sus fatigadas dotaciones, protagonistas de la invasión. Gracias a la atenuación de la ofensiva germana podrán llegar a la costa miles de soldados y vehículos aliados, que se congregarán en las playas en espera de embarque a Gran Bretaña.

Próximos objetivos.

Hitler firma su Directiva de Operaciones nº 13, en la que constata que el siguiente objetivo del Heer, tras la consecución de todos los consignados en la Fall Gelb, es aniquilar las bolsas de resistencia de los aliados cercados Artois y Flandes. La Luftwaffe se encargará de evitar que los aliados cercados en Dunkerque escapen por el Canal de la Macha, y además le da autorización para atacar Gran Bretaña cuando reagrupe sus fuerzas tras cumplir este cometido.

Reorganización alemana

El Führer acude al cuartel general de von Rundstedt, comandante del Heeresgruppe A, en Charleville, y este se muestra conforme en detener a las Panzerdivisionen en Dunkerque, aduciendo que el asalto de tanques a núcleos habitados no forma parte de la actual doctrina operativa germana, prefiriendo retirar Panzers al norte del Somme y al Aisne y desplegarlos allí ante los ejércitos franceses en preparación de la inminente Fall Rot u Operación Rojo.

Justificando el cerco de Dunkerque

El general Jodl, jefe de operaciones del OKW, acalla las protestas del general Halder, jefe del estado mayor del Heer, respecto a la detención de sus Panzers ante Dunkerque, diciéndole "... La guerra está ganada; solo tenemos que terminarla. Sería absurdo arriesgar un sólo Panzer cuando podemos hacerlo de una manera más barata, sirviéndonos de la Luftwaffe..."

Alemanes en el Lys

En el noroeste de Bélgica, tropas del 18º Ejército alemán capturan Gante, mientras el ejército belga comienza a replegarse hacia la periferia de Brujas y la costa. El rey Leopoldo informa a sus ministros que permanecerá con sus hombres hasta el final. Un poco más al sur, unidades del 6º Ejército entran en Tournai y llegan al Lys; el BEF se retira al Canal de la Mancha.

Refuerzos a Calais

Lord Gort envía refuerzos a la ciudad portuaria de Calais, el 3º regimiento de carros y la 30ª brigada motorizada, pero sufren muchas bajas al entrar por el fuego de la 10ª Panzerdivision. La Royal Navy despliega ante el puerto una escuadra de 2 cruceros ligeros y 7 destructores para prestar cobertura artillera y antiaérea a los sitiados.

Alemanes en Francia septentrional

Las divisiones de infantería germana consolidan sus posiciones en toda la franja al norte del Somme y el Aisne. La 7ª división de caballería francesa fracasa al intentar recuperar la ciudad de Amiens.

Toma de Maubeuge

La fortaleza francesa de Maubeuge se rinde a los germanos tras más de una semana de ataques, durante los cuales casi todo el barrio antiguo de la ciudad ha sido destruido por la artillería. Se cree que es una venganza alemana por la resistencia de esta plaza durante la I Guerra Mundial.

Evacuación de Boulogne.

Por la noche la Royal Navy comienza la operación de evacuación de los aliados en Boulgone.

Sin ayuda del BEF

A las 17:00 horas el general Gort aclara a Weygand que las tropas británicas en Bélgica no colaborarán en ninguna maniobra ofensiva aliada. El Comandante Supremo aliado culpa a los británicos del posible fracaso de la próxima contraofensiva francesa.

Balance de la Royal Marine

Hasta el día de hoy la RAF ha arrojado 2.300 minas en los ríos Rín, Mosela y Meuse, según lo previsto en la Operación Royal Marine.

Cancelación de la Operación Rupert

El Supremo Consejo de Guerra aliado se reúne en París, decidiendo cancelar su intervención en Noruega, pues no pueden destinar allí recursos tras la invasión alemana de Francia y los Países Bajos. Los Aliados acuerdan como último acto de orgullo atacar Narvik y volar todas las instalaciones portuarias para perjudicar el suministro de hierro sueco del III Reich, que era la razón de la campaña. Los noruegos no son avisados de esta decisión.

Sábado 25 may.

Toma de Boulogne

Después de tres días de combates, los germanos de la 2ª Panzerdivision han arrasado la ciudadela de la ciudad portuaria de Boulogne, que había sido defendida tenazmente por unidades galesas e irlandesas del BEF y tropas francesas; los alemanes hacen unos 5.000 prisioneros; otros 4.600 soldados pudieron ser evacuados de madrugada. El contingente aliado cercado en Bélgica sólo conserva los puertos de Calais y Dunkerque.

Toma de Menin

Los soldados belgas se retiran del Lys ante la presión del 6º Ejército alemán, cuyas tropas ocupan la ciudad de Menin, cerca del cuartel general del rey Leopoldo de Bélgica, en Yprés.

Ultimatum a Calais.

Las tropas del BEF cercadas en Calais, al mando del brigadier Nicholson, rechazan la oferta de rendición realizada por las tropas de la 10ª Panzerdivision. Las tropas francesas comienzan a ser evacuadas.

Preparándose para lo peor.

El Estado Mayor del ejército británico presenta al Gabinete de Guerra un informe titulado "British Strategy in a Certain Eventuality", en el que se detalla el plan de actuación en el supuesto de que Francia fuese ocupada y Gran Bretaña invadida por los alemanes. Entre otras medidas, se establece que la Royal Navy se retiraría a Singapur y que el Imperio Británico seguiría la lucha.

Sumisión de eslavos

El Reichsfürer SS Heinrich Himmler, en su papel como Comisario del Fortalecimiento de la Raza Germánica, presenta a Hitler un memorando sobre la política de ocupación en los territorios del este. Los niños polacos no recibirán más que una educación elemental, bastando con que aprendan a contar hasta quinientos, para que sirvan sólo como fiel mano de obra a Alemania.

Deportación de judíos

En su memorado sobre los territorios del este que ha presentado hoy, Himmler dedica seis páginas a los judíos, en las que sentencia: "... Tengo la esperanza de conseguir la total desaparición de los judíos mediante su emigración masiva a África u a otra colonia semejante..."

La Leibstandarte en Dunkerque

El Führer ordena por la noche retrasar a mañana el inicio de la ofensiva terrestre contra el cerco aliado en Dunquerke para que pueda desplegarse allí la brigada SS Leibstandarte Adolf Hitler, al mando de "Sepp" Dietrich, unidad de élite a la que desea reservar protagonismo para publicitar la superioridad de la infantería germana contra la británica, a sugerencia de Himmler.

Domingo 26 may.

Operación Dynamo

El gobierno británico ordena a la Royal Navy comenzar la Operación Dynamo. Se envía a los puertos personal oficial que incauta todos los botes de pesca, yates y cargueros en condiciones de surcar el Canal de la Mancha hasta Dunkerque, desde dónde evacuarán de vuelta a Gran Bretaña el mayor número posible de aliados cercados en Bélgica, a través de tres rutas. Los transportes serán escoltados en todo momento por una flota al mando del almirante Ramsay, que inicialmente cuenta con 12 destructores, a los que se sumarán 10 más dentro de dos días.

Alcance de la Operación Dynamo

Aunque el gobierno británico no anuncia que nacionalidad tendrá prioridad de embarque, se hará evidente que los británicos serán siempre los más numerosos en abandonar las playas, para frustración de franceses, belgas u holandeses. El Almirantazgo prevé evacuar unos 45.000 soldados del BEF en los dos próximos días. A las 23:30 horas desembarcan en Dover los primeros soldados británicos evacuados de Dunkerque.

Cerco de Lille

Tras varios días de combates, la 7ª Panzerdivision al mando de Rommel rompe las líneas británicas en el canal de Basse y avanza hacia Lille apoyada por la 5ª Panzerdivision, que avanza a Armienteres separando al BEF de la 1ª Armée francesa quedando una parte bajo el mando del general Molinié cercada al sureste de la capital, mientras el resto escapa hacia Dunkerque.

Ofensiva contra Dunkerque.

Las patrullas aéreas germanas descubren que la Royal Navy moviliza transportes para una gran operación de evacuación  Hitler quiere obligar a los británicos a rendirse y ordena a las 13:30 horas reiniciar la ofensiva alemana contra los aliados cercados en Dunkerque. Rundstedt ordena al Panzergruppe de Kleist que no se acerque a menos de 10 km, en teoría para evitar el área infestada de dispositivos antitanques y minas aliadas. Comienza el bombardeo artillero alemán.

La Luftwaffe en Dunkerque

El Feldmarschall Göring viaja al cuartel general de Hitler e informa que la aviación germana ataca a los buques británicos que llegan a Dunkerque y las playas donde se hacinan los infantes aliados, despertando tal temor entre ellos que abandonan todos sus vehículos y suministros para acelerar la evacuación; en las carreteras hacia la costa se forma atascos de hasta 24 km.

Prólogo de la Batalla de Inglaterra

El general Keitel, comandante en jefe de la Wehrmacht, ordena a la Luftwaffe que ataque los depósitos de alimentos, los servicios de transporte público y la industria aeronáutica, en virtud a la última directriz militar firmada por Hitler.

Relevo militar inglés

El general Dill sustituye al general Ironside como jefe del Estado Mayor del ejército británico; este pasará a ser el comandante en jefe de las milicias de voluntarios, las Home Forces.

Hundimiento cerca de Narvik

En el norte de Noruega, la Luftwaffe ataca y hunde al crucero británico Curlew, en Harstad.

Lunes 27 may.

Colapso del ejército belga

Las tropas belgas apenas ofrecen oposición a los 6º y 18º Ejércitos alemanes, que rompen sus líneas en varios puntos del Lys y al sur de Cortai, empujándolas a una estrecha franja costera y avanzado hacia Yprés, donde tiene su cuartel general el rey Leopoldo, quien a las 15:45 horas ordena a sus tropas cesar toda resistencia, y a las 17:00 horas envía un emisario con bandera blanca; una hora después comunica al general Weygand que pronto se verá obligado a capitular.

Rendición de Calais

Tras luchar por uno de los últimos puertos belgas en manos de los aliados durante cuatro días, los británicos del brigadier Nicholson que defienden Calais son derrotados por los germanos de la 10ª Panzerdivision; la rendición se formaliza a las 16:00 horas, dando tiempo a los franceses a escapar en sus buques. Los aliados rodeados en Bélgica sólo podrán retirarse por Dunkerque.

Contraataque aliado en el Somme.

Comienza la segunda contraofensiva planeada por el general Weygand. La 1ª división acorazada británica ataca Abbeville, pero los germanos la repelen inflingiéndole graves pérdidas, mientras las 4ª y 7ª divisiones coloniales de la 10ª Armée intentan retomar Amiens con algunos tanques Somua, pero son rechazados por las consolidadas posiciones de la infantería y la artillería que los 4º y 9º Ejércitos alemanes han desplegado recientemente.

Héroe alemán

El cabo Hubert Brinkforth, humilde hijo de un campesino de Westfalia, es el primer soldado alemán de la contienda en ser meritorio de la Cruz de Hierro de Caballero, por su actuación en el sector de Abbeville como observador de un cañón anticarro: gracias a sus correcciones de puntería, la dotación de la pieza destruye 11 tanques británicos en 20 minutos.

Prosigue la Operación Dynamo

Hoy la flotilla de pequeños navíos y buques de transporte británicos evacua de Dunkerque a 7.600 soldados británicos. Desde la mañana, la Luftwaffe comienza a hostigar la navegación,

Aparece el Spitfire Mk II

En los cielos de Dunkerque los cazas Messerschmitt 109 Emil de la Luftwaffe encuentran un nuevo adversario a su altura: el nuevo caza Supermarine Spitfire Mk II de la RAF, variante mejorada del anterior modelo.

Toma de Narvik

En el norte de Noruega, el general francés Bethouart dirige el asalto franco-polaco a Narvik, defendida por cazadores de montaña y marineros alemanes al mando del general Dietl. La aviación aliada no puede despegar del aeródromo de Barduffoss para apoyar el ataque, por carecer de armas y carburante, pues el barco que los traía es atacado por Stukas de la Luftwaffe. Aun así, los soldados aliados toman Narvik tras duros combates.

Roosevelt contra la intervención italiana

El Presidente norteamericano Roossevelt trata de evitar que Mussolini declare la guerra entre Italia a Francia, invadiendo el país atacado por Alemania en alianza con ella.

Martes 28 may.

Capitulación de Bélgica 

A las 11:00 horas, el Rey Leopoldo III firma la rendición de sus tropas, siendo apresado por los alemanes. Los belgas han perdido unos 7.600 soldados en combate, y unos 15.000 resultan heridos. El monarca no ha consultado a su gabinete de ministros, actualmente exiliado en París, ni a los otros comandantes aliados. La noticia es recibida con particular aversión por los franceses, que se sienten traicionados: parte de la 1ª Armée francesa está rodeada al sur de Lille y los aliados acorralados en Dunkerque deben ampliar rápidamente su perímetro defensivo al Iszer.

Aumenta la Operación Dynamo

Debido a la lentitud del transporte, el gobierno británico inicia la incautación de los navíos con más de 9 m. de eslora y los envía a la costa belga. Hoy la flotilla británica evacua de Dunkerque a 17.800 soldados, desembarcándolos en los puertos de Sheerness, Chatham y Dover.

Combates en Dunquerke

Tras la rendición belga los soldados de los 6º y 18º Ejército alemán avanzan sin oposición hacia Niuport y Dixmude, los infantes aliados les contienen en el último momento, mientras se dan intensos duelos de artillería en Cassel y Poperinghe, al este de Dunkerque, donde los aliados se repliegan. En la costa, la Luftwaffe hunde un destructor y varios barcos de transporte pequeños.

Tercer contraataque de De Gaulle

La 4ª división acorazada al mando del coronel De Gaulle participa en la contraofensiva aliada atacando Abbeville con sus carros, apoyados por la 51ª división escocesa. Los tanques franceses de 32 tn son invulnerables a las baterías anticarro de 36 mm y arrollan sus posiciones, obligando a retroceder a un batallón alemán. Los aliados apresan unos 500 germanos.

Toma de Calais

La 10ª Panzerdivision entra en Calais y apresa a los británicos del brigadier Nicholson.

Miércoles 29 may.

Se estrecha el cerco de Dunkerque.

Los 4º, 6º y 18º Ejércitos alemanes empujan a los aliados a la estrecha franja de litoral costero de las playas alrededor de Dunquerke hasta Niuport. La Luftwaffe envía 400 bombarderos escoltados por 180 cazas Messerschmitt para ametrallar y bombardear sin piedad las playas donde se hacinan los aliados y el litoral costero donde se concentra su flota de evacuación.

Día negro para la Royal Navy.

Los destructores Wakeful y Graffon son hundidos por submarinos germanos; el Comfort se hunde al ser embestido por el Lydd. El destructor Gallant choca contra una mina alemana que mata 55 tripulantes. En Dunkerque, el destructor Grenade es hundido por la Luftwaffe, que también daña otros 6 destructores y echa a pique 15 barcos de transporte. El Almirante Ramsey decide retirar los destructores más modernos de la costa para evitar que la Luftwaffe los alcance.

Retirada de los Panzers

El Almirantazgo británico solicita apoyo aéreo de la RAF aunque prevé una catástrofe, pero hoy todas las Panzerdivisionen han sido ya retiradas hacia el sur, para desplegarse ante el Somme y el Aisne. El cerco será mantenido sólo por las unidades del 18º Ejército alemán.

Prosigue la Operación Dynamo

Hoy la flotilla de pequeños navíos y buques de transporte británicos evacua del interior del saturado perímetro aliado de Dunkerque a 47.300 soldados, gran parte de ellos gracias a la llegada de un buque de guerra francés; a partir de hoy los infantes de esta nacionalidad comienzan a ser evacuados; los holandeses y belgas deberán esperar.

Contraataque alemán en Abbeville

El general von Manstein acude personalmente al frente para liderar el contraataque alemán en el sector de Abbeville, donde la 4ª división acorazada del coronel De Gaulle ha logrado un pequeño triunfo. Los alemanes emplazan dos baterías de cañones de 88 mm y envían aviones Stuka contra los tanques franceses, destruyendo un centenar, obligando al resto a retirarse al sur.

Ocupación de Bélgica

Tras la rendición belga, el 6º Ejército alemán ocupa las ciudades Lille, Ypres y Ostende.

Prueba del Corsair

En Estados Unidos se realiza el vuelo de pureba del cazabombardero naval Vought V-166B F4U "Corsair." Se fabricará en serie dentro de dos años, en junio de 1942.

Jueves 30 may.

Continúa la Operación Dynamo

Hoy la flotilla de pequeños navíos y buques de transporte británicos evacua del interior del perímetro aliado de Dunkerque a 54.800 soldados, en parte gracias a que la artillería e infantería alemana comienza a aminorar la presión sobre los aliados, aunque continúan los duelos entre la RAF y la Luftwaffe, que hunde a un destructor francés y 9 barcos de transporte.

Ineficacia de la Luftwaffe en Dunkerque

Las bombas de los aviones germanos estallan en muchas ocasiones en la arena de las playas de Dunkerque, minimizando su efecto sobre los aliados hacinados en trincheras o escondidos en refugios subterráneos; además, las neblinas matinales, la humareda de los vehículos y buques alcanzados obstaculiza la localización de blancos. La RAF puede desplegar más aviones, más rápido y por más tiempo que la Luftwaffe, por la mayor cercanía de sus aeródromos.

Evacuación igualitaria

Ante el aluvión de críticas de los militares franceses, Churchill ordena a la Royal Navy que a partir de hoy sus buques evacuen de Dunkerque al mismo número de británicos y franceses.

Héroe de Francia

A pesar de haber sido derrotado, el coronel De Gaulle es llamado a París para ser condecorado con la Cruz de Guerra por sus contraataques.

Viernes 31 may.

Prosigue la Operación Dynamo

Continúa la evacuación de Dunkerque bajo ataques contínuos de la Luftwaffe, que hunden hoy dos destructores franceses. Durante la jornada embarcan 68.000 hombres, la mayoría británicos, entre ellos el propio Lord Gort, comandante del BEF. En los combates aéronavales de la jornada, la RAF pierde 29 cazas, la Luftwaffe 38 aparatos y la Royal Navy un destructor.

Temor a los paracaidistas

Tras conocerse en Inglaterra los detalles sobre las actuaciones de los paracaidistas y comandos germanos en la reciente invasión de Holanda, el gobierno británico ordena que los postes de señales direccionales de todos los cruces de carreteras y caminos sean retirados.

Aparece el DB-7

La aviación militar francesa emplea por primera vez en combate el  cazabombardero norteamericano Douglas B-7. Los primeros aparatos llegaron a Francia en enero.

Balance de la guerra mercante

Debido a la campaña naval de la Kriegsmarine en Noruega, esta redujo la presión sobre los convoyes aliados. Así, en los tres últimos meses, los submarinos germanos han hundido 43 barcos mercantes por valor de 140.000 tn de registro, la mayoría durante este mes de mayo, en el que se han hundido unos 20 buques por valor de 134.000 tn de registro.

u Portada Diarios

 


 

Aquí finaliza esta cronología. 

Vuelve a la Portada de los Diarios para consultar otro período.

Para obtener más información, se recomienda la filiación, gratuita, a De Re Militari.

Si eres miembro De Re Militari, También puedes consultar otros Servicios en Línea.